En Pinar la vida sigue igual

En la provincia pinareña, como dice la vieja canción, la vida sigue igual: un enfermo del SARS-CoV-2 evolucionando satisfactoriamente en el Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico León Cuervo Rubio; los estudiantes de Medicina realizando cantidades de pesquisas diarias de febriles inespecíficos que ayer fueron 202 563, una parte de la población observando las medidas desde sus hogares y un número no despreciable de otros por las calles innecesariamente.


Lógicamente, cuando aseguramos esto no incluimos a los que necesariamente salen a la búsqueda de alimentos, medicamentos, útiles imprescindibles para el hogar o gestiones impostergables.


Con este cuadro amanece la provincia este 16 de mayo; ayer de 154 que fueron a la consulta evaluadora de presuntas infecciones respiratorias agudas ninguno fue necesario hospitalizarlo.


El número de personas en aislamiento suman 116, de ellos 91 trabajadores del sistema de salud en cuarentena porque cumplieron acciones médicas en el sistema sanitario; el número de contactos se redujo a cuatro y ningún sospechoso. El número a viajeros en observación descendió a 20 y las altas clínicas siguen en medio centenar.


El número de PCR subió a 3074 y las pruebas rápidas a 5 210, esto es ajeno al estudio selectivo que se hace en cuatro áreas de la provincia que se conocerá al concluir.


Este fin de semana es un buen momento para que las personas permanezcan en aislamiento y no confiar por los buenos resultados actuales, porque existe un enemigo invisible denominado “asintomático”, que no sabes donde y cuando los puede atacar.