En Pinar del Río avanzan las labores en el programa arrocero

Labores en el edificio socioadministrativo y la rampa de acceso a la tolva de descarga, ocupan a los trabajadores de la Empresa de Construcción y Montaje ATTAI de Pinar del Río en el secadero y silos de arroz 12 de La Coloma, importante inversión del programa arrocero en la provincia.

A un 53 por ciento de ejecución se estima la marcha de las obras allí,
toda vez que tendrá valor de uso a finales de año, explicó Frank Amarán Armenteros, director de producción de la entidad.

Este sitio aumentará en mil toneladas la capacidad de almacenamiento
instalada en el occidental territorio, en tanto constituirá el sexto
secadero de Vueltabajo y contará con una capacidad de secado de 37
toneladas diarias.

Señaló que en el actual calendario se montaron los silos de almacenamiento y de proceso, la pasarela de interconexión de la industria
con los silos; mientras restan faenas como la cisterna, la red contra
incendios y los viales interiores.

El secadero será el responsable de procesar el grano procedente,
principalmente, del polo productivo La Guapa, un proyecto en desarrollo en los municipios de Pinar del Río y San Luis que tiempo atrás se dedicó a
la siembra del grano.

Con tecnología procedente de la República Popular China, unos 30
hombres de las brigadas dos y cinco de ATTAI tienen el encargo de acometer las tareas en el lugar enclavado a unos 12 kilómetros de la ciudad cabecera.

Desde 2017 se inició la ejecución de la obra que vinculará el sector
cooperativo y campesino con la empresa estatal, devendrá fuente de empleo una vez se logre su puesta en marcha y evitará el traslado del cereal a municipios como Consolación del Sur y Los Palacios.

De acuerdo con Dianelys Valdés Cardentey, inversionista, el monto total
asciende a 4, 7 millones de pesos y dispondrá, entre otros objetos, de una
nave de secado, dos silos de almacenamiento de 500 toneladas cada uno, dos de procesos, uno de descarga y otro de impurezas.

 A partir del uso de la cascarilla de arroz en el secado, en la
instalación se podrán ahorrar unos 600 litros de diésel, según fuentes
de la Agricultura territorial.

La porción elegida para el montaje de la tecnología ostentaba
anteriormente grandes extensiones de arrozales, los cuales dejaron de cosecharse debido al avance de la intrusión salina en el territorio.