¿Y los nombres que faltan?

La lista de más de 100 talentos jóvenes que integran el Centro de Entrenamiento 2020/2024, confeccionada por la Dirección Nacional de Béisbol, se dio a conocer unas semanas atrás y siete pinareños se encuentran en esa relación.

Ellos fueron el jugador de cuadro Tony Daniel Guerra y el jardinero Reinaldo Lazaga, así como los lanzadores Liván Moinelo y Raidel Martínez, ambos con experiencia en el béisbol profesional japonés, más los noveles serpentineros Luis Alberto Silva, Leodán Reyes Lugo y Frank Abel Álvarez.

Sin embargo, la afición de Pinar del Río parece, en su inmensa mayoría, no estar a gusto con la cantidad de nombres del representativo local que hay en esa selección de promesas de la pelota cubana.

Entre los ausentes destaca Frank Raúl González Abascal, de 22 años y quien curiosamente fue el cuarto bate del equipo pinareño durante la totalidad de los partidos correspondientes a la VI Serie Nacional Sub/23, con estadísticas respetables en la ofensiva en ese torneo.

Por si fuera poco lo anterior, el joven inicialista, que también se desempeña en los jardines, fue el representante de la nueva generación de peloteros vueltabajeros que más responsabilidad ocupó en la novena de Alfonso Urquiola  durante la 59 Serie Nacional.

Sus dotes defensivos merecen ser destacados, máxime cuando fue el cambio de Willian Saavedra en esa almohadilla en la pasada justa nacional y lo hizo bien, pero sus méritos parecieron no saciar la vista de los ojeadores de la Comisión Nacional.

Otro caso llamativo es el de Geovannys Hernández, jugador que cuenta con varias herramientas: mezcla de fuerza, tacto y una velocidad impresionante para correr las bases, pero no está en esa primera lista.

Es válido aclarar, que, vía telefónica, Julio Alberto Candelario, jefe técnico del béisbol pinareño, aseveró que estos dos jugadores mencionados anteriormente, junto a Noel Reina y Roidel Martínez fueron promovidos por la Comisión Provincial en un documento que todavía espera respuesta de la Dirección Nacional de béisbol, con el fin de que integren el mencionado inventario de talentos.

EL SCOUTING GANARÁ EN IMPORTANCIA

También vía telefónica, Heriberto Suárez, nuevo comisionado provincial de béisbol, informó que se pretende oficializar en el próximo septiembre un grupo de 10 glorias de la pelota pinareña que llevarán a cabo actividades de scouting alrededor de la provincia.

La comitiva la lidera Alfonso Urquiola, como responsable principal, y tendrá en Luis Giraldo Casanova  y Daniel Lazo a los encargados del bateo; en la receptoría a Pedro Luis Dueñas y en el área de lanzadores a José Manuel Cortina. En esta última área estarán igualmente Rogelio García Alonso, Omar Ajete y Maximiliano Gutiérrez; mientras Juan Carlos Linares atenderá a los jardineros y Donal Duarte a los jugadores de cuadro

La misión de esta comitiva será la de observar y dar criterios a la Comisión Técnica de la pelota en la provincia y sus actividades serán tres veces al mes; así como se persigue el objetivo de elevar la calidad del scouting a los niveles que muestra el béisbol mundial en la actualidad.

Se espera que, ante tal iniciativa, se contribuya a rescatar talentos que en muchas ocasiones se pierden en las categorías menores y en la etapa juvenil, y que, por fin, las aptitudes de jugadores pertenecientes a las zonas más periféricas de la provincia tengan el monitoreo que merecen, siempre por el bien del béisbol cubano.