El PrevengHo Vir está entre los pinareños

La dinamodilución homeopática PrevengHo-Vir, que acapara la atención de los cubanos desde hace varios días, se encuentra en el arsenal farmacológico de los pinareños.

Por la importancia que tiene conocer sobre sus características, Guerrillero conversó con el máster en Ciencias Carlos Callava Couret, funcionario del Programa de Medicina Natural y Tradicional en la Dirección Provincial de Salud.

Dijo el especialista que la presencia en el país de la COVID-19 abrió paso a diferentes prácticas médicas y, en este caso, introdujo la Homeopatía con un compuesto que no constituye una vacuna ni tampoco un medicamento de los tipos antivirales o antibióticos, sino que es un producto para uso profiláctico, protector de cualquier enfermedad respiratoria y, a la vez, refuerza las defensas del organismo.

El PrevengHo-Vir se recomienda para la prevención de influenza, enfermedades gripales, dengue e infecciones virales emergentes. Y se usa en condiciones de riesgo epidemiológico.

Es un medicamento apto para todas las personas, incluyendo niños y grupos vulnerables. Se aplica mediante cinco gotas debajo de la lengua, que es el sitio por donde se absorbe por su alta vascularización de la zona, durante tres días consecutivos y luego se deja reposar una semana, para el décimo día colocar cinco gotas más.

En el caso de los niños pequeños o ancianos que puedan obstaculizar la acción, la dinamodilución puede colocarse en una cuchara y adicionarle una pequeña porción de agua.

Las personas para la aplicación deberán tener la boca limpia y libre de olor y sabor y no comer, ni cepillarse, ni fumar al menos 20 minutos antes ni después, para no inutilizar el preparado.

Al momento de utilizar el frasco debe dársele primero 10 golpes sobre la palma de la mano para estimular su acción. Como medicamento homeopático tiene un grupo de requisitos para su conservación, consistentes en no almacenar en refrigeración, no exponerlo a la luz, ni cercano a equipos que emitan algún tipo de onda electromagnética, ni próximo a perfumes u olores fuertes.

Callava señaló que inicialmente en la provincia se ha aplicado el producto a pacientes y trabajadores de las casas de abuelos y hogares de ancianos y maternos, así como del hospital psiquiátrico, todos considerados como grupos vulnerables.

Además, de manera particular, en Consolación del Sur, en las zonas rurales de los policlínicos Primero de Enero, que incluyó los núcleos familiares de la comunidad El Canal, y 5 de Septiembre, que abarca toda la parte occidente del municipio.

En la medida que la provincia reciba nuevos lotes, se completará el resto poblacional que lo requiera.