Viva el Primero de Mayo

Esta vez no celebramos el Día Internacional de los Trabajadores en las calles a causa de la COVID-19, pero podemos reconocer desde las casas, el esfuerzo que hace el Estado  para conservar la vida de la población; distribuir los recursos y aplicar medidas necesarias para combatir la pandemia.

Mantener la disciplina y cumplir las orientaciones es la mejor forma de celebración.

Reflexionar sobre el aferramiento del gobierno estadounidense en hacernos la guerra comercial, económica y financiera a toda costa y sobre el apoyo de Cuba a otras naciones para combatir la epidemia con personal de la Salud que, de hecho, Trump y sus lacayos tratan de desacreditar como parte del plan macabro de arreciar el bloqueo.

Entonces, valoremos una vez más lo inhumano de un sistema al que no le interesa en nada los obreros.

OFREZCO MIS MANOS

Colaboración de Leonel Santana Rodríguez: Hay que llegar de prisa/ vayamos, mis hermanos/ para subir la cuesta/ unir todas las manos// Hay que besar fronteras/ cruzar ríos y mares/ salvar las diferencias/ que seamos iguales// Y yo ofrezco mis manos/ mis manos firmes, largas,/ mis manos limpias/ manos sin llagas y sin manchas// Y yo ofrezco mis manos/ para aliviar el alma/ Mis manos son tus manos/ cargadas de esperanza// Hay que cruzar montañas/ para llegar a la selva/ hay que llevar el agua/ para que las semillas crezcan// Hay que salvar la vida/ allá donde se escapa/ hay que llegar temprano/ o muere la esperanza.

Por lo que es recomendable como remedio casero usar el té verde, por la cantidad de antioxidantes que este contiene y que pueden ayudar a fortalecer el cabello, evitando así su caída en exceso.

La aplicación es muy simple: una vez que prepares una taza de té, déjala enfriar. Al momento del baño, vierte el té sobre el cabello a modo de tónico. Repite la aplicación dos veces por semana para obtener buenos resultados.

A LA VIDA se está jugando: A una nueva y gran contienda, el mundo se está enfrentando, la vida se está jugando y es preciso que se entienda. /Que la conciencia se encienda, los pueblos se den las manos: ¡Con orgullo los cubanos recordamos a Fidel! El exponente más fiel de los derechos humanos. /No olvidar jamás la historia: nuestra Patria muchas veces hizo de grandes reveses, indiscutibles victorias. /Aún presente en las memorias, el gran asedio imperial. Ante un gran virus letal, el universo hoy se inclina, la clave es la disciplina y el aislamiento social. Autor: Ernesto Labrador González, colaborador.

PARA REÍR. Una rata se echa un murciélago de novio y la amiga le dice: –Oye, ¡vaya novio feo que te has echado! Y esta le contesta: –Sí, es feo, pero es piloto.