Valientes pinareños que andan por el mundo

Las páginas gloriosas de la medicina pinareña se escriben cada día en la provincia, cuando más de 1 850 profesionales del sector se desempeñan en otras tierras para hacer felices a los demás.

Los trabajadores solidarios de la Salud no ofrecen lo que les sobra, regalan sus especiales conocimientos y de manera especial la única vida que poseen, pero lo hacen con placer, aunque cada día los embargue la nostalgia por los suyos.

La licenciada Marbel Piloto, jefa del Departamento de Colaboración y Relaciones Internacionales de la Dirección Provincial de Salud, relata que Pinar del Río mantenía aproximadamente un elevado número de colaboradores en 46 países y ante la contingencia de la Covid-19 movilizaron nuevos refuerzos, como por ejemplo, un grupo de 41 para Venezuela.

En ese país más de 1 200 médicos, enfermeros, técnicos de todo tipo, atienden a su valioso pueblo, pero ahora muchos de ellos, por las características de su especialidad médica, se enfrentan a la pandemia, codo a codo con los locales.

Todos los trabajadores del sector sobresalen por su alta disposición, pero ahora se sumó una nueva página de honor para Cuba, y entre ellos 77 pinareños integraron las fuerzas de la Brigada Henry Reeve, especializada en asistencia sanitaria en situaciones de desastres y graves epidemias.

Entre ellos están 30 médicos, 45 enfermeros, un electromédico y un imagenólogo, distribuidos en 15 brigadas, en Angola, Qatar, Italia, Principado de Andorra, Barbados, Surinam, Antigua y Barbudas, Belice, Dominica, Jamaica, Sant Kits y Neves, Santa Lucía, San Vicente, Granada y Togo. En los casos de Italia, Andorra y Togo jamás había trabajado sanitarios cubanos.

De ese total, el 51 por ciento son mujeres y cuando hay que enfrentar el peligro, están en la primera línea, conocen del alto riesgo y lo hacen con mucha convicción.

Pero además, en la Unidad Central de Colaboración, en La Habana, se adiestran otros 76 para partir en cuanto las circunstancias lo exijan.

Por estos valientes se aplaude cada noche, por los que aquí trabajan y por los de allá, y si ellos son capaces de cumplir con su misión, qué impide al resto de los pinareños completar su tarea?