Trump dice que tener el mayor número de casos de COVID-19 es “una insignia de honor”

El presidente Donald Trump  ha asegurado el martes que contar con el mayor número de casos de coronavirus a nivel mundial es una “insignia de honor”, pues eso significa que las autoridades de Washington están haciendo su trabajo al realizar un gran número de pruebas de detección de la enfermedad.

“Lo veo como una insignia de honor, realmente, es una insignia de honor”, ha defendido el presidente de Estados Unidos durante una comparecencia ante los medios celebrada en la Casa Blanca.

“Es un gran tributo a las pruebas y a todo el trabajo que muchos profesionales han realizado”, dijo Trump.

Trump explicó que si es el país con más número de casos confirmados, es porque es también el que más pruebas realiza, por lo tanto hay más posibilidades de hallar más casos.

“Somos un país mucho más grande que la mayoría, así que cuando tenemos muchos casos, no lo veo como algo malo, lo veo como, en cierto sentido, como algo bueno, porque significa que nuestras pruebas son mejores”, ha dicho.

Más de un millón y medio de personas ha contraído el nuevo coronavirus en Estados Unidos desde que se detectó en el país el primer caso en febrero, mientras que cerca de 91,700 personas han fallecido a causa de la COVID-19.

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, las autoridades de EEUU han realizado hasta el momento más de 12,2 millones de pruebas.

Por otro lado, el presidente Trump ha afirmado que no descarta prohibir los vuelos a América Latina, en especial a lugares como Brasil, que en los últimos días se ha situado como el tercer país más afectado por la pandemia con más de 271,000 casos confirmados.

“Brasil está teniendo algunos problemas, de eso no hay duda”, ha dicho el presidente de Estados Unidos, antes de señalar que el país sudamericano ha estado llevando a cabo una estrategia de “rebaño”, aquella que consiste en dejar que la población se infecte para luego lograr la inmunidad.

“No quiero que otras personas vengan aquí y contagien a nuestra gente”. Es por ello, ha dicho Trump, que están valorando la posibilidad de restringir la llegada de ciudadanos procedentes no sólo de Brasil, sino también del resto del continente.

“Tampoco quiero que la gente de fuera esté enferma. Estamos ayudando a Brasil con el envío de millares de respiradores”, ha matizado.

A finales de abril, y ante el gran aumento de casos en el país sudamericano, Trump le dijo al gobernador de Florida Ron DeSantis que restringiera los vuelos desde Brasil, pues es en su mayoría el destino elegido por los brasileños que visitan Estados Unidos.

No obstante, ahora, Trump ha señalado que “el gobernador de Florida está trabajando muy, muy bien, con las pruebas”.