Actualizado 15 / 09 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Cuidando toda tu piel, proteges todo tu cuerpo del envejecimiento

Un sueño provechoso puede ayudar en el enfoque preventivo natural del envejecimiento.

Un sueño provechoso puede ayudar en el enfoque preventivo natural del envejecimiento.

La piel o sistema tegumentario es la cubierta externa que recubre la totalidad del cuerpo de los animales vertebrados y uno de sus órganos más importantes. Actúa como barrera protectora, está compuesta por epidermis, dermis e hipodermis.

A partir de los 25 años de edad empiezan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento en la superficie de la piel. De entrada, aparecen finas líneas y, en el trascurso del tiempo, llegan a percibirse marcación de las líneas de expresión, cambios en el color de la piel, arrugas, pérdida de volumen, de tonicidad, cambios en la consistencia, pérdida de densidad.

Nuestra piel envejece por diversos motivos diferentes, algunos inevitables y otros muchos pueden ser controlados mediante la prevención.

Como signos visibles de envejecimiento existen

tres manifestaciones principales , afectando cada uno de ellos el aspecto de la cara de un modo diferente. El primer signo perceptible del envejecimiento comienza a partir de los 25 años, se manifiestan por finas líneas y arrugas pequeñas poco profundas que tienden a percibirse en los ángulos externos de los ojos, conocidas como líneas de la risa o patas de gallo. Las finas líneas pueden localizarse también en las mejillas. En la frente, las arrugas se perciben como líneas horizontales, y pueden estar desencadenadas por la expresión facial y tienden a ser más profundas en el trascurso del tiempo. Las líneas verticales, de menor tamaño, entre las cejas están causadas por el fruncido de las mismas. Las arrugas más profundas que se forman entre la nariz y la boca reciben el nombre de pliegues naso labiales. Están relacionadas con el descolgamiento de la piel y a menudo se asocian a una pérdida de volumen. Uno de los signos de la pérdida de volumen es el descolgamiento de la cara, que da lugar a zonas de piel laxa.

En lugar de obedecer a una única causa, la piel envejece debido a una combinación de factores, tanto internos como externos. El conocimiento de estas causas contribuirá a crear un enfoque natural de la prevención del envejecimiento cutáneo.

Causas internas del envejecimiento

Algunas de las causas del envejecimiento de la piel facial son inevitables y no pueden cambiarse. Nuestra edad biológica determina los cambios estructurales en la piel y la eficiencia de las funciones celulares. Estas funciones declinan a medida que pasan los años.

Un suministro sanguíneo más deficiente a la piel dificulta el aporte de oxígeno y nutrientes a la superficie cutánea. Predomina un tono de piel más apagado y desaparece el brillo que es una característica de la piel joven.

La genética desempeña un papel clave en el modo en que la piel envejece puesto que nuestro reloj biológico comienza a tener dificultades en los mecanismos de regeneración celular los cuales después de los 25 años comienzan a fallar . La raza y el tipo de piel con que nacemos marcan una diferencia en la rapidez de aparición de los signos de envejecimiento en la superficie cutánea. Por ejemplo, una piel sensible clara es propensa a presentar arrugas en una edad temprana, mientras que la piel asiática puede ser propensa a un tono de piel desigual y las arrugas aparecen en una edad más tardía. La sequedad inducida por la edad puede estar causada también por el carácter genético específico de una persona.

Causas externas del envejecimiento

Los factores externos que afectan a la velocidad de envejecimiento cutáneo se deben todos ellos a un solo proceso, el estrés oxidativo, es acelerado y desencadenado por diversos factores relacionados con el estilo de vida .

Sol

La exposición a los rayos solares es el principal factor externo responsable del envejecimiento cutáneo por estrés oxidativo. El daño en la piel causado por la exposición prolongada y la exposición diaria a los rayos ultravioletas se denomina foto envejecimiento, que es también responsable de la pigmentación desigual.

Contaminación

Dejar que la piel se exponga a la contaminación, lo más habitual en las ciudades, puede provocar la liberación de radicales libres lesivos para la piel. Además, la contaminación empeora los efectos de la exposición solar acelerando el estrés oxidativo.

Tabaquismo

Los productos químicos y la nicotina que contienen los cigarrillos son responsables del ascenso rápido de la cantidad de radicales libres presentes en la piel. Lo mismo que la contaminación, intensifican los efectos de la exposición al sol, dando lugar al estrés oxidativo.

Las pecas y la hiperpigmentación son el resultado del intento de la piel para protegerse a sí misma frente a los efectos dañinos del sol.

Nutrición

La ingestión de grandes cantidades de frutas y verduras ricas en antioxidantes puede llegar a ser una herramienta fundamental en el enfoque natural de la prevención del proceso de envejecimiento.

Una piel mal cuidada envejecerá más rápidamente. Una limpieza concienzuda utilizando productos apropiados para el tipo de piel, conjuntamente con la aplicación regular de productos para el cuidado cutáneo, orientados al problema principal de la piel, pueden influir en gran medida sobre su salud. Una pieza clave de la prevención es el empleo de protección solar efectiva en caso de exposición a la luz solar.

Minimizando los efectos del envejecimiento

La minimización de los efectos del envejecimiento y su prevención pueden lograrse a través de un enfoque holístico, el cual implica el examen, y el cambio subsiguiente, de ámbitos del estilo de vida y el cuidado.

Nutrición

salud facial 1Comer los alimentos adecuados en mayor medida puede formar parte del enfoque natural de la prevención.

Una dieta sana, rica en frutas y verduras, asegurará una ingestión de los antioxidantes que pueden ayudar a limitar los efectos dañinos de los radicales libres sobre la piel. Algunos alimentos son conocidos por su nivel especialmente elevado de antioxidantes y podrían incluso producir un efecto protector de la piel: zanahorias, albaricoques y otras frutas y verduras anaranjadas y amarillas, arándanos, verduras de hoja verde.

Se ha comprobado que una dieta demasiado rica en grasas e hidratos de carbono fomenta el envejecimiento.

Tabaquismo

El tabaquismo acelera notablemente el envejecimiento, reduciendo la elasticidad y dando lugar a un tono cutáneo apagado. El abandono del tabaquismo contribuirá a mejorar el aspecto de la piel al excluir los productos químicos y la nicotina presentes en los cigarrillos.

La piel cambia en cada una de las etapas de la vida y la forma en que se cuida debe reflejar sus necesidades cambiantes en el trascurso del tiempo. Un sueño provechoso puede ayudar en el enfoque preventivo natural del envejecimiento.

Una pauta de cuidado cutáneo debe consistir en tres etapas: limpieza, cuidado y protección solar.

La limpieza elimina el maquillaje, la suciedad y los productos químicos de la piel. Cuidar significa reabastecer e hidratar la piel utilizando los productos apropiados para el signo de envejecimiento que constituya el problema principal. El tratamiento del problema con los productos correctos y sus principios activos, como ácido hialurónico, saponina o coenzima Q10, puede mejorar el aspecto de la piel.

La protección de la piel frente a los rayos ultravioletas es el paso más importante en la prevención del envejecimiento cutáneo ulterior. La cara, las manos y el escote son las zonas corporales más expuestas, mientras el sol, en su justa medida, puede tener un efecto estimulante sobre el estado de ánimo, proporcionar vitamina D, mejorar la circulación y aumentar el metabolismo y la productividad, la exposición excesiva es muy perjudicial.

El daño cutáneo inducido por el sol incluye envejecimiento prematuro de la piel, hiperpigmentación e incluso cáncer de piel. En consecuencia, es extremadamente importante proporcionar a la piel facial protección específica y constante durante todo el año.

salud facial 1La limpieza facial regular puede eliminar los químicos que causan el estrés oxidativo.

Sobre el Autor

Dra. Katia Molina Aldas

Dra. Katia Molina Aldas

Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral
Especialista de Primer Grado en Dermatología
Profesor Asistente

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero