Actualizado 15 / 09 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Lunares, casi siempre atractivos, pero a veces peligrosos

Lunares, casi siempre atractivos, pero a veces peligrosos

En dependencia de las culturas y creencias, los lunares han tenido diferentes connotaciones, desde considerarlos una marca del maligno, símbolo de nobleza, provocadores, hasta una señal de autenticidad de la descendencia.

Lo cierto es que, aunque la mayoría suelen ser benignos, quien los posea debe observarlos con cierta sistematicidad y chequear su evolución con el dermatólogo, ya que algunos pueden malignizarse.

Ello no significa que vivamos alarmados con los «nevos» presentes en nuestro cuerpo. Los expertos de Mayo Clinic explican que son un tipo frecuente de crecimiento en la piel resultante del cúmulo de melanocitos (células que le dan color a la dermis). Señalan estos especialistas que pueden tener diferentes colores, formas y tamaños.

“Los lunares pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, como el cuero cabelludo, las axilas, debajo de las uñas y entre los dedos de las manos y de los pies. Generalmente aparecen durante la niñez y la adolescencia. La mayoría de las personas tienen entre 10 y 40 lunares, algunos de los cuales pueden cambiar de aspecto o desaparecer con el tiempo.

“Según el color y textura, pueden ser marrones, color canela, negro, rojo, azul o rosado. También, suaves, arrugados, planos, con relieve y presentar vello. Según la forma, la mayoría son ovalados o redondos. Y según el tamaño, casi siempre, tienen menos de 1/4 de pulgada (alrededor de 6 milímetros) de diámetro —el tamaño de una goma de lápiz—”.

Precisan los investigadores de Mayo Clinic que rara vez, los nevos congénitos suelen agrandarse mucho más y abarcar amplias zonas del rostro, del torso o de una extremidad.

La comunidad científica coincide en la necesidad de que las personas conozcan la ubicación y patrón de sus lunares, así también de la autoexaminación de su piel para detectar cambios que indiquen la presencia de melanomas u otros tipos de cáncer.

Para la detección de lunares peligrosos existe la regla mnemotécnica internacional del ABCDE que es fácil de entender visualmente:

A: Asimetría de las lesiones o lesiones con formas no redondas u ovaladas.

B: Bordes irregulares o con prolongaciones.

C: Cambios de coloración.

D: Cambios del diámetro de la lesión (aumento de tamaño).

E: Expresión de síntomas: Picor o sangrado de la lesión.

Desde esta perspectiva, el sitio digital Oncosalud aconseja: “Si observas un lunar, llaga, protuberancia, marca, imperfección o cambio inusual en un área de la piel podría ser una señal o advertencia de un tipo de cáncer”.

No pierdas de vista tus lunares, máxime si eres de tez y ojos claros, pelirrojo, si tu piel se quema con facilidad, si presentas gran cantidad de lunares, si te expones con frecuencia al sol, o si tienes algún familiar con cáncer de piel.

“Estas personas tienen que visitar al dermatólogo con frecuencia para revisar los lunares”, aconseja la Academia Española de Dermatología y Venerología.

Por su parte, la doctora cubana Olaine R. Gray Lovio, coordinadora nacional del Grupo especial de Cáncer de Piel insiste en que la detección temprana del cáncer de piel es esencial para lograr resultados mejores en su tratamiento.

«En el mundo, y también en Cuba, el cáncer de piel ocupa los primeros lugares en cuanto a su incidencia en hombres y mujeres, tanto el cáncer cutáneo no melanoma, como el melanoma, conocido este último como el asesino silente, donde el diagnóstico debe ser temprano para garantizar una mejor evolución y mayor sobrevida».

Si no tienes ningún síntoma, no es necesario que te alarmes, pero sí siempre debes chequear y proteger siempre tu piel para evitar que tus lunares se malignicen, porque como el resto de las partes del cuerpo, estos también envejecen y cambian.

CURIOSO: Durante las primeras 12 semanas de embarazo, el feto en desarrollo produce melanocitos, los que no siempre se distribuyen uniformemente y provocan la aparición de nuevos lunares, así refiere el sitio digital Muy interesante.

Sobre el Autor

Yurina Piñeiro Jiménez

Yurina Piñeiro Jiménez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero