Actualizado 17 / 09 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Las temidas arrugas pueden detenerse o, al menos, prevenirse

Las temidas arrugas pueden detenerse o, al menos, prevenirse

Foto: María Isabel Perdigón.

La mayoría de las féminas les tememos a las arrugas. Basta que el espejo nos muestre alguna línea que resalte sobre la piel de nuestro rostro, y ya empezamos a sentir inconformidad con la apariencia y pensamos que el envejecimiento ha tocado a la puerta.

Y es que cuando somos bebés nuestra piel se muestra, por lo general, suave, delicada y perfecta, igual en la adolescencia, a pesar de que es común la presencia de acné. Pero el tiempo pasa y aparecen señales de deterioro como manchas, pecas, decoloraciones y las odiosas arrugas.

Específicamente, estas últimas, según la bibliografía consultada, forman parte natural del proceso de la vejez, afectan más a las personas de piel clara y a los individuos con predisposición genética a ellas.

Los expertos del hospital estadounidense Mayo Clinic apuntan que “son el resultado de una combinación de factores, puedes controlar algunos y otros no”. Ellos son: la edad, la exposición a luz ultravioleta, el tabaquismo y las expresiones faciales repetitivas.

Otros especialistas en la materia añaden a las causas antes expuestas el stress, la falta de humedad ambiente, la exposición al viento y la hidratación pobre.

Acerca de la edad en que la ritidosis suele aparecer, el sitio web KidsHealth refiere:

“No existe ninguna edad mágica (como los 40 años) en que a todo el mundo le empiecen a salir súbitamente. Algunos veinteañeros tienen arruguitas alrededor de los ojos (denominadas "patas de gallo") (…) Pero hay gente que ha de superar los 50 años, o incluso los 60, para que le salgan las arrugas”.

Respecto al cuidado y precauciones de la piel para detener las arrugas o, al menos, prevenir su aparición prematura, el portal web Mejor con salud aconseja:

“A partir de los 20 años debemos empezar a cuidar nuestra piel tanto a nivel interno como externo (…)

1. Utiliza siempre factor de protección solar. No importa si estamos en invierno o en verano, ya que los rayos ultravioletas inciden en nuestra piel independientemente de la estación del año en la que nos encontremos.

2. Desmaquíllate siempre. Muchas veces, debido a la pereza, no nos desmaquillamos y esto no es nada bueno para la piel. Durante la noche, la piel se regenera.

3. Hidrata la piel. Escoger una buena crema hidratante o, incluso, hacer una en nuestra casa con ingredientes naturales. Asimismo, podemos ayudarla cuidando también nuestra alimentación. Tomar bastante agua será muy importante.

4. Elimina los malos hábitos. Fumar o beber alcohol en exceso son algunos de ellos.

5. Cuidar la alimentación, aumentando el consumo de vitamina C. Este tipo de vitamina favorece la producción de colágeno y elastina, y le aporta a la piel antioxidantes esenciales.

6. Cuidado con los cambios bruscos de peso. Cuando una persona sufre de exceso de peso y adelgaza, su piel ya no tiene la misma elasticidad de antes.

A estas sugerencias las ciencias médicas suman la práctica de la ritidectomía, que es un procedimiento de cirugía plástica estética que consiste en la eliminación quirúrgica de arrugas de la piel y aunque se puede utilizar para cualquier lugar, el tipo más común es la facial, es decir, la eliminación de las arrugas de la cara.

Además de las intervenciones quirúrgicas, también el preparado de plasma rico en plaquetas es uno de los últimos tratamientos de belleza y rejuvenecimiento que han surgido.

“Es un procedimiento indoloro y no requiere de reposo, pues básicamente se toma una porción de sangre de la propia persona para realizar el preparado. Uno de los efectos más visibles es la regeneración de los tejidos, con lo cual se logra un rejuvenecimiento desde adentro hacia afuera”, así explican los doctores cubanos María del Carmen Franco Mora, Ela Maritza Olivares Louhau y Niurka Alí Pérez, y precisan:

“Esta es una técnica ambulatoria sencilla, que permite aminorar el proceso de envejecimiento, restaurar el normal funcionamiento de la piel y promover la regeneración celular, lo cual se traduce en una piel más joven, luminosa y lozana, con mejoría de la textura, disminución de la flacidez y atenuación de las arrugas finas. En fin, regenera todos los signos de envejecimiento de la piel en el área facial, cuello, cuerpo y manos.

“El tratamiento es recomendado, como prevención, a partir de los 30 años, cuando la piel empieza a perder su poder de regeneración, para ralentizar el proceso de envejecimiento, o a partir de los 45 años, cuando los signos de envejecimiento son visibles”.

Por otra parte existen preparados caseros para reducir las líneas de expresión, entre los que destacan la sábila, el yogurt natural y las mezclas de zanahoria y clara de huevo, aguacate y miel, y plátano y aceite de oliva.

Y el mejor de los consejos, - como refiriera Luis Manuel García Olivera en Cubahora- “sonríe, sonríe, sonríe. La vida es bella. El estrés, la ansiedad, la tristeza y todo sentimiento negativo afectan nuestra apariencia. Cuando estamos felices irradiamos belleza”. Es importante cuidar nuestra apariencia, pero antes que todo, nuestra alma.

CURIOSO: Según la revista médica holandesa Elsevier, la particularidad de las arrugas son el reflejo de la “historia personal” de cada individuo y depende del accionar de los 52 músculos faciales de la mímica y la expresión, culpables de la acentuación de las líneas y surcos.

Sobre el Autor

Yurina Piñeiro Jiménez

Yurina Piñeiro Jiménez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero