Actualizado 24 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Piodermitis

Enfermedades de la piel

Matías desconocía de qué se trataba y se asustó con la apariencia que tenía su piel. Sin pensarlo decidió visitar al médico, y el diagnóstico resultó una piodermitis o infección bacteriana.

El vocablo proviene del griego pion, que significa pus; y dermia, condición cutánea, por lo que etimológicamente piodermitis es expresión de “pus en piel inflamada”; y son todas aquellas enfermedades cutáneas causadas por microorganismos piógenos (bacterias), siendo los estafilococos y estreptococos los que, en su gran mayoría, provocan estas enfermedades en la piel. Se consideran piodermitis primarias cuando surgen sobre una piel sana, y secundarias cuando lo hacen sobre una afección cutánea, que previamente tenía el paciente, entre ellas la dermatitis, la escabiosis y las picaduras de insectos. Los factores que favorecen la aparición de este padecimiento pueden ser locales y generales. En el primer caso están la sudoración profusa, los traumatismos y la insuficiencia venosa de miembros inferiores, entre otros. En el segundo la diabetes mellitus, las hepatopías, la inmunosupresión, etcétera. La enfermedad puede transmitirse fundamentalmente en condiciones de hacinamiento, contaminación de equipos de afeitar o pelar, mediante toallas y otros artículos personales, por contacto directo con personas que estén infectadas o con lesiones cutáneas. Pueden existir portadores sanos de gérmenes, a nivel de vías respiratorias superiores, sin factores de riesgo y asintomáticos. Se dice que las piodermitis ocupan el quinto lugar dentro de las afecciones dermatológicas y representan una de las principales causas de visita al dermatólogo en diversos países y también en Cuba. Su distribución es mundial y en particular aumentan durante las épocas calurosas y húmedas. Según especialistas en los niños tiene una mayor incidencia este mal (impétigo contagioso) y en los adultos (hidrosadenitis o “golondrinos”, forúnculos). De forma general sobrevienen muy como complicaciones de las picaduras de insectos, infestación por ácaros, o sobreimpuestas a diversas enfermedades cutáneas. El lavado con agua y jabón y la aplicación de antisépticos en las lesiones constituyen medidas efectivas para prevenir la piodermitis. Además, el baño diario, mantener las uñas cortas y limpias y la higiene especial de los orificios naturales (nariz, oídos, genitales, ano) son medidas importantes para evitar la extensión de las lesiones.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero