Actualizado 27 / 05 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

¿Por qué algunas mujeres nunca exhiben sus piernas?

¿Por qué algunas mujeres nunca exhiben sus piernas?

Foto: La Guía Femenina.

Amalia siempre vestía pantalón. Al principio, sus compañeras de Universidad pensaban que ella prefería este tipo de ropa, sin embargo, un día les confesó que le encantaban las prendas de vestir cortas, pero evitaba ponérselas porque tenía várices.

Gracias al apoyo emocional que recibió, esta chica comenzó a atenderse con el especialista en Angiología. Luego de varias sesiones de escleroterapia (inyectar en las venas varicosas una solución o espuma que las cicatriza y cierra), Amalia empezó a usar su vestimenta preferida y a sentirse más a gusto con su cuerpo.

Y es que además de antiestéticas, las várices pueden ocasionar diversos síntomas y dar lugar a complicaciones.

Los especialistas de la revista digital Webconsultas, definen las várices como: “dilataciones de las venas que, por diversas razones, no cumplen correctamente su función de llevar la sangre de retorno al corazón y, por lo tanto, la sangre se acumula en ellas, y se dilatan y vuelven tortuosas”.

Precisan estos expertos, que aunque habitualmente se utiliza el término para hacer referencia a las que aparecen en los pies, por ser las más frecuentes, también pueden surgir en otras zonas del cuerpo como el esófago (várices esofágicas), la región anal (hemorroides) o en los testículos (varicocele).

Por consenso de la comunidad científica existen cuatro grados o tipos de várices:

• Varices Grado I o varículas: En esta etapa se ven en algunos sitios y a través de la piel, las venas finas de color violáceo. A veces pueden tener forma estrellada, y se denominan arañas vasculares. Por lo general son únicamente un problema de tipo estético pero, en determinadas ocasiones, pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

• Varices Grado II: Las venas se van haciendo más visibles y empiezan a notarse los primeros síntomas como: pesadez y cansancio en las piernas, dolor, calambres, hormigueos, sensación de calor o picores y escozores.

• Varices Grado III: Las venas están más dilatadas y tortuosas. Los síntomas van aumentando progresivamente, y aparece hinchazón y edemas y cambios de coloración en la piel.

• Varices Grado IV: Aparecen zonas eczematosas y úlceras. Las úlceras son difíciles de tratar y pueden infectarse con facilidad.

Según publicaciones del hospital Mayo Clinic, entre los principales factores de riesgo que predisponen, específicamente, las apariciones de varices en las piernas se encuentran: la edad, ya que el envejecimiento causa desgaste de las válvulas en las venas que ayudan a regular el flujo sanguíneo. Del mismo modo el sexo, pues los cambios hormonales en las mujeres (durante el embarazo, la premenstruación o la menopausia) tienden a relajar las paredes de los vasos sanguíneos.

Asimismo, el sobrepeso ejerce presión adicional en estos. También si otros familiares tuvieron venas varicosas, existe una mayor probabilidad de padecer dicha condición de salud. Igualmente estar de pie o sentado durante períodos prolongados constituye otra posible causa de la aparición de várices dado que la sangre no fluye tan bien si estás en la misma posición durante períodos prolongados.

Para prevenirlas, la doctora Claudia Mitru, cirujana general dedicada a la patología venosa en el hospital Delfos Barcelona aconseja:

“Es muy importante la actividad física (mantenerse en forma), esto hace que mejore el retorno venoso y por consiguiente saldrán menos varices. También ayudan mucho las medias de compresión elásticas como así también evitar estar muchas horas de pie. Es importante aclarar, que una vez que aparece la variz, la única manera de eliminarla y que no vaya a más es con tratamiento”.

La cirujana recomienda además, controlar el peso, moderar la ingesta de sal, evitar el tabaco y el uso de ropa ajustada y movilizar las piernas periódicamente si se está sentado muchas horas.

Acerca del tratamiento de esta patología, los expertos de Webconsulta refieren que en muchos pacientes, el mismo será paliativo, es decir, servirá para aliviar la sintomatología y evitar o retrasar su progresión. No obstante, aclaran que en otros individuos, los procederes médicos pueden curar definitivamente la presencia de várices.

“Debe plantearse el tratamiento en el caso de las varices desarrolladas, las que han producido alteraciones en la piel o grasa subcutánea, y aquellas en las que se quieren evitar futuras complicaciones (riesgo de tromboflebitis, úlceras o hemorragias). Por motivos puramente estéticos pueden tratarse las varículas o las arañas vasculares”.

En el caso de las venas varicosas más graves, los especialistas del hospital Mayo Clinic sugieren procederes como la escleroterapia en venas pequeñas, medianas y grandes (inyectar en las venas varicosas una solución o espuma que cicatriza y cierra dichas venas); el tratamiento con láser; los procedimientos asistidos por catéter con radiofrecuencia o energía láser; la ligadura alta y extirpación de venas; la flebectomía ambulatoria y la cirugía endoscópica de venas.

CURIOSO: Durante el embarazo, el aumento del volumen de sangre en el cuerpo de la mujer ayuda al feto en su crecimiento, pero también puede producir un efecto secundario desafortunado: venas agrandadas en las piernas debido a varios factores y, especialmente, por los cambios hormonales, la presión del útero sobre los grandes vasos, y el aumento de peso.

Por lo general, las venas varicosas que aparecen durante el embarazo mejoran sin tratamiento médico de 3 a 12 meses después del parto.

Sobre el Autor

Yurina Piñeiro Jiménez

Yurina Piñeiro Jiménez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero