Actualizado 22 / 04 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Vitiligo: un trastorno de la coloración de la piel

Vitiligo: un trastorno de la coloración de la piel

Laura empezó a notar pequeñas manchas en su piel, sobre todo en las zonas expuestas al sol. Al principio eran pocas y solo en las manos, pero transcurrido algún tiempo se alarmó al descubrir que su rostro y sus pies también mostraban despigmentación.

Intentó esconder o disimular las lesiones, pero no le era posible. Sintió complejos, depresión y llegó a enajenarse de la vida social...

Gracias al apoyo de sus seres queridos, Laura logró vencer la crisis emocional, se consultó con el dermatólogo y aunque le diagnosticaron vitíligo, ella aprendió a convivir con esta patología e hizo tratamiento con los cuales mejoró su condición de salud.

El especialista del Centro de Histoterapia Placentaria de La Habana, Abel Pernas González lo define como “una enfermedad degenerativa de la piel en la que los melanocitos mueren. En consecuencia, se deja de producir melanina en la zona donde ha ocurrido la muerte celular”.

Plantea el experto que el vitiligo afecta entre el 0,5 y el 3 % de la población, donde los más propensos a padecerla son las personas entre los 10 y los 30 años. Asegura Pernas González que no existe diferencias por sexo o etnia.

No obstante, en la revista digital WebConsultas, otros estudiosos apuntan que “es algo más frecuente en la mujer que en el hombre. Puede iniciarse a cualquier edad, pero en más de la mitad de los casos aparece antes de los 20 años, o bien después de los 50, aunque en más del 90% de los casos se presenta antes de los 40 años. Se han visto algunos casos en los que la enfermedad ya está presente en el nacimiento, pero son excepcionales”.

Acerca de la manifestación de esta patología, el especialista del Centro de Histoterapia Placentaria de La Habana, Abel Pernas González precisa:

“En principio suelen ser zonas circulares con bordes definidos y con una extensión variable, que suelen observarse más frecuentemente en las extremidades (manos y pies), en las zonas de extensión y flexión (rodillas y codos), en la cara o en los genitales”.

Existen varios tipos de vitíligo. De forma general, la comunidad científica los clasifica en:

• «vitiligo generalizado», que es el más frecuente, las manchas sin color suelen presentarse en muchas partes del cuerpo de manera similar (en forma simétrica).

• «vitiligo segmentario», que tiende a presentarse a una edad más temprana, progresa durante un año o dos y luego se detiene. Las manchas se presentan solo en un lado o una parte del cuerpo.

• «vitiligo localizado (focal)». Las manchas se presentan en una o solo algunas zonas del cuerpo.

La causa exacta del vitiligo es desconocida. Sin embargo, hay varias teorías al respecto:

1- teoría autoinmune: plantea que el propio sistema inmune del paciente reconoce a los melanocitos como una amenaza y los elimina. Actualmente es la hipótesis más sólida, sobre todo en el vitíligo generalizado, debido a su asociación con otros trastornos autoinmunes como la diabetes, la tiroiditis, la espondilitis anquilopoyética, etcétera.

2- teoría neurógena: afirma que en las terminaciones nerviosas se libera alguna sustancia que es tóxica para las células que dan color a la piel. La proposición se sustenta en los casos en los que la despigmentación se distribuye tan solo por una dermatoma (área de piel que recibe terminaciones nerviosas de una raíz de la médula). Sería el vitíligo segmentario.

3- teoría de autodestrucción: alega que los melanocitos se destruyen a sí mismos, se cree que por exceso de función o bien por una incapacidad de eliminar las toxinas derivadas del metabolismo de las células de la piel acumulándose y resultando tóxicas para los melanocitos.

No hay un tratamiento para el vitíligo que sea del todo satisfactorio, pero se han conseguido algunos resultados bastante notables. En tal sentido el tratamiento siempre deberá ser específico para cada paciente, según su tipo de afección.

Lo más importante en primer lugar es la fotoprotección, ya sea con cremas solares o con ropa, para evitar quemaduras que puedan dar lugar a la formación de más lesiones.

Estas cremas solares, además de proteger la piel enferma, limitan el bronceado de la piel sana; de este modo se intenta conseguir un tono uniforme de piel que permita ocultar las manchas en la medida de lo posible. Puede acompañarse, además, de técnicas de camuflaje como el maquillaje o los autobronceadores, que no son dañinos para la piel con vitíligo.

También ayudará al paciente mantener una dieta rica en frutas y vegetales, ya que estos contienen vitamina C, que funciona como un potente antioxidante y fotoprotector.

Existen además tratamientos de tipo tópico, quirúrgico, fotoquimioterapia (PUVA), inclusive la despigmentación para unificar el color de la piel en pacientes con un vitíligo muy extenso o en los que fracasó el PUVA.

CURIOSO: Un medicamento efectivo en el tratamiento del vitíligo es el fármaco Melagenina Plus, elaborado en nuestro país y aplicado en el Centro de Histoterapia Placentaria de La Habana, a partir de la placenta humana.

La Melagenina Plus es un extracto alcohólico compuesto por Melagenina y Cloruro de Calcio que se aplica una vez al día, cada 24 horas sobre la piel afectada frotándola con la yema de los dedos. No requiere de radiación solar ni infrarroja.

Sobre el Autor

Yurina Piñeiro Jiménez

Yurina Piñeiro Jiménez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero