Actualizado 26 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Sin esperarlo sucedió

embarazo ectópico

Era un día normal como cualquier otro. Sofía desempeñaba los quehaceres del hogar cuando de repente comenzó a sentir dolores bajo vientre. Poco caso le hizo pues su proceso menstrual era irregular y pensó que fuese eso.

Al otro día continuaron los dolores, cada vez más se intensificaban al punto de llegar a un estado muy débil con fuertes contracciones, fatigas y vómitos. Su familia actuó rápido y la llevaron al hospital. Los síntomas parecían de una apendicitis, pero los médicos aún no daban con lo que era. Tras varios intentos de aliviar el dolor con fuertes medicamentos y de hacerles ultrasonidos decidieron pasar a cirugía y en medio de la operación detectaron que lo que padecía Sofía era un embarazo ectópico. El embarazo ectópico es aquel que se desarrolla fuera de la matriz (útero) y es potencialmente mortal para la madre. El óvulo fertilizado no puede sobrevivir fuera del útero. Si se permite su crecimiento, este puede dañar los órganos cercanos y ocasionar una pérdida de sangre mortal. Las trompas de Falopio son conductos muy estrechos por donde pasa el óvulo fecundado en su camino desde el ovario hasta el útero. Si el embarazo continúa el embrión crecerá y llegará a ser demasiado grande para las trompas de Falopio, causando su explosión. Los síntomas incluyen dolor pélvico, sangrado vaginal, cólicos en sólo un lado de la pelvis, dolor de senos, nauseas y dolor de la parte baja de la espalda. Si la mujer desea conocer cómo marcha su embarazo y si ocurre dentro del útero lo ideal es realizarse un ultrasonido que descartará cualquier complicación. Según la bibliografía consultada algunos factores de riesgos de embarazo ectópico son los siguientes: • Ser mayor de 35 años: la mayor tasa de embarazos ectópicos se produce en las mujeres de entre 35 y 44 años. • Tener las trompas ligadas (cirugía tubárica): es más probable dos o más años después del procedimiento. Las mujeres que se han sometido a una cirugía de recanalización tubárica con el fin de volver a quedar embarazadas también tienen un mayor riesgo de embarazo ectópico. • Haber tenido enfermedad pélvica inflamatoria: una infección del aparato reproductor superior generalmente causada por infecciones de transmisión sexual no tratadas, como la gonorrea o la clamidia. • Haber tenido un embarazo ectópico previo: aumenta entre un 10 y un 25 por ciento de probabilidad de tener un futuro embarazo tubárico (en la Trompa de Falopio). • Tener defectos congénitos en las trompas de Falopio, entre otros. Para evitar complicaciones futuras y ante cualquier síntoma la mujer debe acudir al médico. No se confíe.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero