Actualizado 18 / 08 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Atrapado en tu cuerpo

Atrapado en tu cuerpo

“Yo tenía una vida normal. Me levantaba con ánimo y hacía mis labores cotidianas como cualquier persona. Llevaba a mis hijos a la escuela y trabajaba, pero un día de la noche a la mañana, mi cuerpo se paralizó dejé de caminar, mis manos ya no me respondían, los doctores y familiares se preocuparon pues estuve a punto de morir”. (Claudia A.)

“Cuando tenía 11 años sufrí el Síndrome de Guillain-Barré. Todo empezó con un dengue hemorrágico, estuve hospitalizada por el dengue y empecé a sentir un ligero hormigueo en los dedos de los pies. Decía que los tenía dormidos y no me prestaron mucha atención. “Mi madre notó cuando me llevaba al baño que yo perdía el equilibrio. Me hicieron un leve estudio. En cuestión de cinco días había perdido la capacidad de mantenerme erguida, de cerrar el ojo izquierdo y la boca de ese lado; porque había sufrido una parálisis en la mitad de mi cuerpo. “Me realizaron varios exámenes hasta una punción lumbar con la cual determinaron exactamente que se trataba del Síndrome de Guillain-Barré. Al salir de la clínica hice rehabilitación y en menos de tres meses ya estaba bastante bien, solo que en algunas ocasiones los músculos no me responden como antes”. Que estés despierto, totalmente consciente y comiences a sentir como si quedaras atrapado en tu propio cuerpo, resulta una sensación muy extraña y de desasosiego. El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas de esta enfermedad incluyen distintos grados de debilidad o sensaciones de cosquilleo en las piernas. En muchos casos, la debilidad y las sensaciones anormales se propagan a los brazos y al torso. Estos síntomas pueden aumentar en intensidad hasta que los músculos no puedan utilizarse en absoluto y el paciente quede casi totalmente paralizado. En los casos graves pueden verse afectadas el habla y la deglución. Estos pacientes se consideran potencialmente mortales y deben tratarse en unidades de cuidados intensivos. La mayoría se recupera, aunque algunos siguen presentando debilidad. Dicen los expertos en la materia que los nervios del sistema nervioso periférico conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo. La lesión de estos nervios dificulta la transmisión de las señales. Como resultado, los músculos tienen problemas para responder a las señales del cerebro. En algunos casos, el trastorno pone en peligro la vida humana- potencialmente interfiriendo con la respiración y, a veces, con la presión sanguínea y el ritmo cardíaco - y se le considera una emergencia médica. El síndrome puede ser difícil de diagnosticar. Dentro de los exámenes médicos posibles se incluyen exámenes neurológicos y una punción lumbar. La mayoría de las personas se recupera y este proceso puede tardar algunas semanas o años. El tratamiento ayuda con los síntomas y puede incluir medicamentos o un procedimiento llamado intercambio de plasma. En relación a las causas de este síndrome son desconocidas, pero algunas veces es desencadenado por una infección, una cirugía o una vacuna. Se dice que en los países afectados por casos de infección por el virus de Zika se ha descrito un aumento imprevisto de los casos de síndrome de Guillain-Barré. De acuerdo con los datos existentes, la explicación más probable es que la infección por el virus de Zika sea un desencadenante del síndrome.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero