Actualizado 13 / 11 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

¿Qué es: Pica, antojos o capricho?

Mujer con algo en las manos

Existe un enigma sobre una de las más míticas características atribuidas al embarazo: los antojos. ¿Serán necesidades reales o un capricho de las gestantes?

En una ocasión realicé una encuesta a un grupo de embarazadas y me causó asombro los resultados. Ellas ansiaban comer algo diferente. Según especialistas de Ginecología y Obstetricia el deseo por los gustos raros durante esa etapa es una consecuencia de los cambios metabólicos y hormonales (la realidad) que experimenta la mujer, así como de la influencia social (los mitos). También influyen en estos hábitos los procesos psicológicos, inmunológicos, nutritivos, entre otros que el organismo asume como una defensa. Las reacciones involuntarias se incluyen en este proceso, que salen a relucir en determinada etapa de la vida de una persona. Varias son las historias de gestantes que confesaron alguna vez haber comido jabón, borra de café, tierra, cáscara de pintura o alguna otra rareza. A estos hábitos, según estudios, se les conoce como pica y es un padecimiento que tiene como principal característica comer cosas no nutritivas. Esta enfermedad no es exclusiva de los seres humanos y también ataca animales. Se dice que la ingesta de sustancias no alimenticias es algo normal en los niños. Se calcula que entre un 10 por ciento y un 30 por ciento de los infantes por debajo de seis años de edad presentan este tipo de conducta sin consecuencias posteriores. También en las embarazadas como se mencionó anteriormente. En muchos casos esta enfermedad responde a un déficit de hierro o de zinc que se intenta suplir con la ingesta de estos minerales en la tierra, sin que la persona sea consciente de su carencia. En otras ocasiones la ingesta de estas sustancias es para aliviar ciertos síntomas digestivos como ardor de estómago (pirosis), náuseas o vómitos. Las personas con dicho trastorno suelen presentar síntomas digestivos como náuseas, vómitos y diarreas. Es frecuente que padezcan dolor abdominal (gástrico o generalizado), aumento de la salivación y alteraciones del gusto y del olfato. En cuanto a un tratamiento para la Pica este se basa en informar a los familiares de la situación del paciente para que puedan apoyarlo. Un entorno favorable es un buen refuerzo para la terapia psicológica a la cual se tendrá que someter al paciente y no existen fármacos específicos para esta enfermedad. El éxito del tratamiento es variable. En muchos casos, el trastorno dura algunos meses y luego desaparece espontáneamente. No obstante, llevar una dieta balanceada disminuirá estas conductas.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero