Actualizado 21 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

El Zika una amenaza para las gestantes

Mujer embarazada

En la región de las américas desde el año 2014 se viene reportando un aumento del número de personas infectadas por el Zika, dentro de ellas las de mayor preocupación son las mujeres embarazadas.

Varios son los estudios en Brasil, Chile y Colombia que comprueban la asociación y presencia de este virus en el feto de la gestante, sobre todo, en el primer y tercer trimestre. ¿Qué sucede en esa etapa?

Según la doctora Deysi Licourt Otero, responsable del Programa de Genética en la provincia Pinar del Río y jefa del departamento provincial de genética médica, la infección puede ocurrir de manera asintomática. El sistema de salud cubano establece un seguimiento estricto a las embarazadas, de ahí que en cada control prenatal que le hacen se indagan signos de infección fetal. También se efectúan vigilancias en las poblaciones a partir del diagnóstico sospechoso de una persona, mediante manifestaciones clínicas, por muestras de suero u orina. Luego se hace una pesquisa a los habitantes dentro de un diámetro de 300 metros y se investiga en las embarazadas, presencia de infección por Zika. ¿Cuál es el proceder?

“Ante esta situación a toda mujer en edad fértil se le indica ingerir ácido fólico, porque una de sus principales funciones en el organismo es prevenir determinados defectos congénitos, además de la anemia y otras bondades. “A las embarazadas se les hace el ultrasonido del primer trimestre. Desde ahí se buscan síntomas específicos de infección por Zika; entre ellos están la medida de la circunferencia cefálica en el feto, que permite dar un pronóstico y los signos de malformaciones del sistema nervioso central muy incipientes. “Entre las 20 y 22 semanas se les indica otro y continúa la búsqueda de determinados defectos cerebrales en el feto, que sí están muy bien descritos: se reitera la microcefalia, que es la disminución del perímetro craneal y se investigan otros indicios como las alteraciones en la estructura de órganos y de determinadas estructuras craneales como el cuerpo calloso y las calcificaciones. “Luego, a las 28 semanas, está establecido un ultrasonido más exacto para evaluar las medidas del feto y la búsqueda de anomalías en el sistema nervioso central, porque el virus se ha relacionado con el crecimiento intrauterino retardado y también produce alteraciones del líquido amniótico ya sea una disminución o un aumento. “Posteriormente, está indicado el ultrasonido de las 33 semanas que de no aparecer sospechas en los anteriores pudieran manifestarse en este. De estar todo bien se brinda el asesoramiento genético que corresponde y después es examinado el recién nacido”. ¿Qué le ocurre a un bebé de una madre infestada por Zika en el embarazo?

“Al nacer se le hacen mediciones del perímetro cefálico, el cual debe estar acorde a los parámetros normales de un recién nacido y se le toman muestras del tejido del cordón umbilical y de la placenta. “A las 24 horas lo vuelven a medir y se le orientan estudios de perfil hepático, glicemia, una valoración oftalmológica buscando retina y por último, evaluaciones auditivas. “También se realizan ultrasonidos de cráneos a través de la fontanela y de abdomen, explorando órganos internos, en los cuales puedan existir signos de infección por el virus. Además, de estudios de sangre y orina, los cuales son remitidos a La Habana. “Esos niños mantienen un seguimiento por parte de un equipo multidisciplinario hasta los cinco años de edad, pues se ha comprobado que en meses sucesivos pueden tener un órgano dañado, especialmente, la visión, audición o un retraso en el desarrollo psicomotor”. ¿Cuál es el actuar de una mujer en edad fértil ante el posible contagio del Zika?

Lilian León Amado, funcionaria de atención primaria de salud en el materno infantil, respondió que los médicos de familia deben conocer en su área de salud las mujeres en edad fértil y estar clasificadas en quiénes desean tener un hijo y quiénes no. A partir de ahí deben trazar una estrategia. “Independientemente del ácido fólico se les da un asesoramiento acerca de la concepción y de la trasmisión del virus Zika, porque si una mujer en edad fértil se trasladó a una zona donde han existido casos con la enfermedad y es infestada debe tomar una serie de acciones preventivas para no desarrollar un embarazo. Deben tener la información y los materiales necesarios para reducir el riesgo de exposición. “Una de ellas es que si estuvo de un día a varios, tiene que protegerse con condón durante seis semanas, igual el hombre pero este hasta ocho, pues se demostró que el virus se encuentra también en el semen. “Además, es necesario trabajar con las parejas que asistan a las consultas de infertilidad. Hoy existen los donantes de semen y los hombres que hayan contactado con el virus no pueden donar”. Si un niño nace de una madre sana y luego se contagia con Zika, ¿tendría las mismas consecuencias de aquellos que nacen con él?

“Hoy se trabaja más con anomalías congénitas, a nivel de sistema nervioso central. En este caso se trataría la enfermedad y se adoptarían las medidas higiénicas epidemiológicas de prevención”, concluyó Deysi Licourt Otero.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero