Puntos de control epidemiológico refuerzan protección en Pinar del Río ante la COVID- 19

Son las 8 y 30 de la mañana y en el kilómetro 91 de la autopista Habana- Pinar del Río un equipo controla el movimiento de vehículos hacia los diferentes destinos, como parte de las medidas implementadas en el territorio para combatir la COVID- 19.

En el límite entre las provincias de Pinar del Río y Artemisa, en el municipio de Los Palacios, a ambos lados de la vía, el personal médico pesquisa a cuantos transitan por ahí, en busca de síntomas respiratorios, febriles y diarreas. 

La joven estomatóloga Yarelis Montaner, es una de las integrantes del grupo que durante 12 horas consecutivas permanece en los sitios de acceso a la occidental región; en tanto dispone de termómetro axilar para medir la temperatura corporal y test rápidos en casos de señales de alarma.

Registramos en un documento los carros que pasan y sus pasajeros, y hasta el momento nadie ha referido sintomatología, explicó quien labora en el policlínico Elena Fernández Castro, de Los Palacios.

Nancy Iglesias regresaba a su casa en el municipio artemiseño de Bauta, luego de viajar a Vueltabajo hace unos días debido a la operación de urgencias de su sobrino, en el hospital provincial Abel Santamaría Cuadrado.

Siguen el protocolo médico en todos los puntos de control concebidos para este fin, apuntó, y manifestó su satisfacción con la medida.

Las personas han tomado conciencia sobre los traslados innecesarios y ha disminuido el tráfico; pero todavía existen ejemplos de quienes se mueven sin razones de peso, precisó el Primer Sub Oficial Jorge Vicente Martínez Suárez, de la Patrulla de carretera de Pinar del Río.

Destacó que se adoptan medidas en ese sentido, como es la existencia de un  registro con las matrículas de los camiones autorizados a transitar por funciones de trabajo.

Asimismo, para evitar las aglomeraciones velan porque cada medio de transporte solo viaje con el 50 por ciento de su capacidad, pues el llamado es a quedarse en casa.

De igual modo, fumigan los vehículos con soluciones cloradas para impedir la propagación de la pandemia.