Actualizado 05 / 12 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Guardianes de la memoria histórica

En el departamento de procesos técnicos, la documentación se ordena, se clasifica y se describe antes de pasar a los depósitos. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

En el departamento de procesos técnicos, la documentación se ordena, se clasifica y se describe antes de pasar a los depósitos. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

Este primero de diciembre el Archivo Histórico Provincial de Pinar del Río cumple 36 años de creado. La institución atesora documentos de gran valor y algunos de fecha tan lejana como 1775.

A partir de que en 1960 la Gaceta Oficial de la República publicara la promulgación de la Ley No. 714 relacionada con la creación del Archivo Nacional de Cuba, se fue gestando en el país la red de archivos históricos provinciales y municipales, pero no fue hasta 1983 que se funda en Pinar del Río el Archivo Histórico Provincial por acuerdo del Buró del Partido y de la Delegación Territorial de la Academia de Ciencias.

Primero radicaba en la calle Martí No. 162 entre Ciprián Valdés y Comandante Pinares, local que actualmente sirve de sede al centro de documentación e información musical Argeliers León y contaba con una plantilla de tres trabajadores: dos técnicos que eran Edita Garriga, y Elsa Hernández y la directora Nancy Barrera Morejón.

Poco a poco se fueron creando las condiciones materiales, técnicas y humanas para atesorar los fondos documentales que conforman hoy el patrimonio documental del territorio.

HOY

En el 2004 le otorgaron una nueva sede sita en Martí Nº 152, esquina a Ramón González Coro, antiguo Cuarteles, con mejores condiciones de trabajo y la implementación y montaje de dos laboratorios para Microbiología y Restauración.

“En Pinar no hay archivos históricos municipales, este es el único dentro del sistema institucional. Nuestra principal misión es conservar y procesar toda la documentación que nos transfieren o donan, además de brindar servicios con esa documentación”, refiere Anabel Cheda Ravelo directora del centro.

Cuentan con especialistas encargados de controlar la política del sistema institucional de archivos, otros dedicados a darle tratamiento a la documentación para que pueda ser objeto de consulta por parte de historiadores, investigadores y población en general.

Igualmente, existe una conservadora que se encarga de todo lo que tiene que ver con las características del inmueble, su estado y las condiciones que propician que la documentación sea duradera. Y está el grupo de informatización y servicios que posibilitan un uso adecuado, ordenado y ágil de los registros.

El centro posee una biblioteca especializada en temas de la localidad con libros de escritores e investigadores pinareños, además, conservan una colección de periódicos que existieron en Pinar del Río como el Vocero Occidental y el Heraldo Pinareño.

MEMORIA HISTÓRICA

El expediente estudiantil de Julio A. Mella con exámenes de su puño y letra se conserva en un estado óptimo / Foto: Jaliosky Ajete RabeiroEl expediente estudiantil de Julio A. Mella con exámenes de su puño y letra se conserva en un estado óptimo / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro“El Archivo tiene 47 fondos documentales, de estos, 27 procesados y 20 sin procesar. Las fechas extremas van de 1775 a la actualidad. Protocolos notariales; Instituciones judiciales, coloniales, neocoloniales; Instituto de Segunda Enseñanza; la Escuela Normal para Maestros; el Tribunal de Urgencia, el revolucionario; la Institución de Primera Infancia; el Buró Agrario y otra serie de fondos completa los 27 que tenemos procesados.

“Conservamos documentos muy importantes como un expediente estudiantil de Julio A. Mella que contiene exámenes de Álgebra y otras asignaturas de su puño y letra, así como certificaciones de nacimiento y otro tipo de legajos que contenían los expedientes escolares en aquel momento; el testamento de Isabel Rubio que hiciera en el lecho de muerte; el protocolo más antiguo de la escribanía de gobierno que recoge ventas de esclavos y otras cosas que se hacían en 1775; causas por las que fue juzgado Fidel en el Tribunal de urgencia de Pinar del Río y de otros revolucionarios como Rafael Ferro, Marina Azcuy, Gabriel Lache, Julio Muñoz; documentos con actas capitulares en las que aparece el original que da el título de Ciudad a Pinar del Río y muchos otros de gran importancia para el territorio”, dijo Noharys Medina, especialista principal del grupo de servicios e informatización.

EL PROCESO

El archivo se nutre de los documentos que dejan de tener valor administrativo en el sistema institucional y adquieren valor histórico y cultural. Según la especialista el documento llega a través del departamento de Funciones Estatales, pasa a la cuarentena y después al departamento de Conservación donde se fumiga y aísla. Antes de ser procesado se restaura en la medida de lo posible. Se quita todo lo de metal que pueda dañarlo para después pasar al departamento de procesos técnicos. Luego se somete a varias fases de tratamiento: se identifica, se clasifica, se ordena y se describe por la norma internacional ISAD (G). De ahí va a los depósitos y se elabora un instrumento que pasa a la sala de lectura y ese es el que los usuarios pueden ver y solicitar.

El testamento de Isabel Rubio es uno de los documentos más valiosos de la institución / Foto: Jaliosky Ajete RabeiroEl testamento de Isabel Rubio es uno de los documentos más valiosos de la institución / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

Los depósitos deben estar climatizados por ser documentos antiguos, pero al no contar con el equipamiento necesario miden la temperatura por la mañana, y de acuerdo con eso se abren o no las ventanas. También realizan labores de mantenimiento, sobre todo los viernes, sacan los documentos, se sacuden, se limpian, se le cambian las tiras. Se les hace un examen de cómo está la letra, la acidez para así tomar las medidas necesarias que eviten su deterioro. Actualmente trabajan en aras de al menos ponerle mallas a los depósitos para evitar que entre el hollín de la calle.

SERVICIOS

El Archivo cuenta con un aula anexa para estudiantes del IPE Rigoberto Fuentes que estudian la carrera de técnico en Gestión Documental, allí reciben conferencias y clases prácticas por los especialistas del centro.

Según la Resolución 212/2019 se establecen tarifas de pago en CUP y CUC para los servicios especializados que brinda el Archivo.

Actualmente, prestan solo algunos de ellos entre los que destacan la certificación de documentos para personas naturales y jurídicas tanto cubanas como extranjeras residentes en Cuba que incluyen búsqueda de información de protocolos notariales a un precio de 20 CUP, certificación parcial de escritura notarial a 100 CUP, la certificación literal de escritura notarial a 10 CUP por cuartilla y certificación de información de otros fondos con un valor de 70 CUP.

En el caso de personas naturales y jurídicas extranjeras residentes en el exterior abonan la misma cantidad en cada uno de esos servicios, pero en CUC, y si desean digitalizar fotografías a 1 CUC por imagen.

En relación con la reproducción de documentos de archivo en línea para cubanos o extranjeros residentes en Cuba, la búsqueda de información es a 10 CUP y la digitalización de fotografía es a cinco, mientras que el servicio en línea desde el exterior se abona en euros o usd: $10 por la búsqueda de información y $1 por imagen en la digitalización de fotos.

Aunque requieren de mejores condiciones para preservar la memoria histórica del territorio, el colectivo de este centro no cesa en buscar alternativas para que el pasado se mantenga seguro y el patrimonio cultural de la nación siga vivo.

Sobre el Autor

Dainarys Campo Montesino

Dainarys Campo Montesino

Licenciada en Estudios Socioculturales. Ha trabajado como traductora de la versión en inglés del Periódico Guerrillero.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero