Actualizado 16 / 10 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Sostenibilidad con ambicioso proyecto acuícola

Leivy Patricio siempre soñó con poder realizar un proyecto de este tipo.

Leivy Patricio siempre soñó con poder realizar un proyecto de este tipo. / Foto: Pedro Lázaro Rodríguez Gil.

La producción y comercialización de pescado para la población en la isla siempre ha sido una asignatura pendiente, un renglón con más bajas que altas y que hoy se encuentra en un estado de reposo. Un trance del que deberá salir, pues las palabras de las máximas autoridades del país convocan a generar estrategias que favorezcan a proyectos de desarrollo alimenticio y ello incluye al pescado.

En este sentido ya son varias las iniciativas para revertir la situación actual de esta beneficiosa rama. Una de ellas, creada por un productor porcino no estatal, deviene como pionera tanto a escala municipal como nacional.

Un novedoso proyecto se gesta en la finca La Isabel, de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) 26 de Julio, en el consejo popular Puerta de Golpe.

BIOLOGÍA Y ANTECEDENTES DE POR MEDIO

Para Luis Remedios Hernández, máster en ciencias biológicas marinas y acuicultura, quien es además experto y exconsultor de la FAO de las Naciones Unidas para el tema en Cuba, esta idea es la primera de su tipo que se proyecta en nuestro país, pues en su experiencia no recuerda otra iniciativa similar salida de las manos de un trabajador no estatal.

De acuerdo con el también profesor, la acuicultura en Cuba comienza a sondear terreno en el año 1932, con la introducción de algunas especies con carácter de pesca deportiva como la Micropterus salmoide (trucha), y el pez sol. A partir de ese momento, hubo una suerte de reposo hasta el triunfo revolucionario, momento en el que se dieron los primeros pasos en la aplicación de una acuicultura más técnica y especializada.

«Este proyecto comprende casi cinco hectáreas de estanquerías con basamentos técnicos y científicos, y constituye el primer paso histórico en esta esfera.

«Esta iniciativa da un viraje a la acuicultura, un vuelco al pasar de manos del estado al campesinado; en la cual porcinocultores y tabacaleros ven en el agua nuevas oportunidades de producción y de búsqueda de alimentos para la población», comentó.

Según las palabras del exconsultor, en la historia de la acuicultura hasta ahora no existían precedentes de estanquería y cría de peces donde la mano del sector cuentapropista fuese la protagonista.

UN PUNTO DE PARTIDA

Leivy Patricio GarcíaLeivy Patricio García.

Para su creador y gestor, Leivy Patricio García, esta idea sirve como punto de partida para que otras personas también se sumen a la actividad, pues la misma está considerada a nivel mundial como la producción de oro para el cerebro humano.

Actualmente Cuba está catalogada por la FAO entre los países que consumen 0,45 kilogramos de pescado per cápita al año, cuando los estimados están en el orden de los 13 a los 18 kilogramos. Dicho motivo fue un factor determinante en la concepción de la iniciativa de Leivy Patricio y Luis.

«Tenía inquietud con esta rama productiva, siempre me interesaron los peces, pero por una causa u otra no había podido concretar la idea. Gracias a la ayuda del profesor Remedios procedimos a contactar a los especialistas de Recursos Hidráulicos y me dieron la ‘luz verde’ por decirlo de alguna manera.

«La idea final es la producción del pescado para la población, llevar este renglón deficitario hacia los sectores vulnerables como los niños, los ancianos y las embarazadas, y en medio de la situación económica que nos embarga también pudiera pensarse a más largo plazo en la exportación», aclaró Leivy Patricio.

EL PROYECTO

Esta obra cuenta con 10 piscinas distribuidas en pequeños, medios y grandes estanques. En ellas se prevé introducir varias especies de peces de crecimiento rápido como la claria, la tilapia y la trucha, para lograr un mayor índice productivo y por ende de alimentación.

Una vez concluidas las actividades constructivas y ejecutada la fase piloto, la iniciativa deberá generar entre 70 y 100 toneladas de pescado anuales, las que garantizarían en una primera instancia el consumo de pescado en el municipio, después de extenderla a la provincia, y de forma ambiciosa hacia la exportación en un futuro.

«También construiremos un centro de reproducción con 14 estanques de cría para generar los alevines que sustenten el proyecto y no depender de factores externos. Esto nos dará la oportunidad de que cada 50 días tengamos ‘siembras’ de crías de 30 gramos. Debemos comenzar a producir para finales de febrero o mediados de marzo del año venidero», agregó.

Asimismo ambos entusiastas con-versaron sobre una posible miniindustria y otros centros aledaños, con el objetivo de establecer una cadena de procesamiento, elaboración, empaquetado y tratamiento de residuales para la alimentación porcina.

«Ya comenzamos y estamos trabajando para lograr nuestro objetivo. Esta es una tarea que ha llevado y llevará esfuerzo, más aún en el contexto que vivimos. Sin embargo, estamos convencidos de que con voluntad en poco tiempo estaremos comiendo pescado», concluyó el creador.

Sobre el Autor

Ariel Torres Amador

Ariel Torres Amador

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero