Actualizado 15 / 09 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Celebra Pinar del Río su aniversario 152

Entrevista online sobre el 152 aniversario del otorgamiento del título de Ciudad  a Pinar del Río

Si eres pinareño, ya sea que vivas aquí o no, esta entrevista online es para ti, y para todo los que llevan a esta tierra en el corazón.

Este 10 de septiembre la urbe pinareña celebrará el aniversario 152 del otorgamiento del título de Ciudad. Como parte de los festejos, son varias las instalaciones de Pinar del Río que han sido remozadas y hoy brindan mejor imagen, confort y servicio a los vueltabajeros.

A propósito tenemos en nuestra redacción a Juan Carlos Rodríguez, historiador de la provincia, quien desde la 1:30 está respondiendo todas sus dudas.

Anímate y participa con nosotros.

Entrevista Online al Historiador de la Ciudad de Pinar del Rio2

Ernesto Valdivia: Cuénteme cómo fue el proceso de entrega del título de Ciudad a Pinar del Río y por qué motivo se lo concedieron.

Juan Carlos Rodríguez, historiador: El 10 de septiembre de 1867 se le otorga el título de Ciudad a la villa de Pinar del Río como resultado de un proceso que se había iniciado a finales del siglo XVII. El origen y evolución del poblado tiene diferentes hitos: la mercedación de la tierra, la apertura de vegas a orillas del río Guamá, la creación de la parroquia de San Rosendo, la mudanza del poblado en 1750 hacia lo más alto de la sabana (donde está hoy el Parque de la Independencia), la creación de la tenencia de gobierno en 1774, la condición de Villa en 1859. El desarrollo socio-económico de la región y su contribución a las arcas del gobierno español llevaron a que en 1863 y 1865 los vecinos del poblado solicitaran el otorgamiento del título de Ciudad que fue denegado.

No obstante, en el contexto de las reformas en las cortes y la situación política de España, la reina Isabel II decidió firmar la Real Orden concediendo el título de Ciudad a Pinar del Río el 10 de septiembre de 1867, cuando apenas era un poblado de una gran influencia rural, acorralado de vegueríos importantes, pero que tributaban grandes capitales a las fábricas y comercios de La Habana, Sevilla y Madrid.

La distancia y las comunicaciones entre Madrid y Vueltabajo hicieron que la noticia llegara a Pinar del Río el 14 de octubre de 1867, convocándose para la Plaza de Armas a los vecinos, para anunciarles la buena nueva, y el Ayuntamiento, en sesión extraordinaria, acordó decretar días de jolgorio y festividades con aires y músicas nacionales, como decían ellos, una gala en el teatro y se indultó a un grupo de presos.

La fecha marca un hito en la madurez de la urbe, al que seguirían el reconocimiento como provincia en 1878 y la declaración de la ciudad como capital de Pinar del Río, lo que ha sido reconocido en todas las divisiones político-administrativas hasta nuestros días.

Aliany Guerra: Matanzas se identifica por sus parques, Camagüey por sus tinajones. ¿Qué elementos urbanísticos distinguen a Pinar del Río como ciudad?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: La ciudad de Pinar del Río se distingue por su arquitectura ecléctica, con elementos de una gran influencia de la arquitectura vernácula del siglo XIX, pero sobre todo, por las construcciones en serie con los paños de tejas rojas, las columnas toscanas y un espacioso portal abierto que permite la interacción de los que transitan por la urbe con un gran desenfado.

VEA TAMBIÉN: Colores de mi ciudad

La ciudad se levanta sobre vegas de tabaco. Está atrapada por un gran veguerío y un verde tierno que es único. No posee edificios altos. Tiene una plaza de tres esquinas como epicentro histórico y cuenta con inmuebles que son icónicos y representativos de su arquitectura, como por ejemplo el Palacio de Guasch, la Catedral de San Rosendo, exponentes del Art Noveau y el Art Decó, entre otros. También identifica por sus paseos y espacios públicos y el sonido del hotel Globo marcando la hora, pero lo que más distingue a la ciudad son sus habitantes laboriosos, nobles, empeñados en el mejoramiento humano.

Yosvy8503: Veo como positivo los cambios que se han dado, pero al mismo tiempo me preocupa que Pinar del Río esté perdiendo su identidad. No es que esté en contra de la modernidad, pero siempre y cuando esta respete determinados elementos que conforman la historia y esencia de un lugar. ¿Qué opina usted?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: Pinar del Río posee una sólida y peculiar identidad cultural e histórica, basada en la defensa de un legado patrimonial del cual somos herederos y responsables de su cuidado. En el programa de reanimación integral de la ciudad se hacen estudios de rigor y consultas sobre el plan de ordenamiento urbano, las regulaciones que establece el Instituto de Planificación Física y las regulaciones de la dirección de Patrimonio para proceder al mantenimiento de las obras o los inmuebles.

VEA TAMBIÉN: Palacio de Guasch, una leyenda viva en Pinar del Río

Los que tienen valor declarado han tenido un seguimiento y control como es el caso del Palacio de Guasch, que fue evaluado por la Dirección Nacional de Patrimonio como un modelo en su intervención, desarrollado por especialistas y técnicos formados en Pinar del Río. También está el parque Martí, donde se respetó el espacio tradicional y se buscó una armonía con la modernidad de una urbe que es un organismo social, cultural e histórico que se transforma, así como la Terminal de Ferrocarriles que recién se termina y reinaugurará mañana.

Existen espacios que no están sujetos a regulaciones patrimoniales y en los cuales los nuevos diseños y propuestas han realizado intervenciones con aires de modernidad, pero usted tiene toda la razón, lo más importante es preservar la identidad y con ella todos los valores que nos distinguen como pueblo y entidad cultural e histórica.

Yudaisy Ledesma: Sin temor a equivocarme creo que Pinar del Río es la única provincia de Cuba que no tiene Oficina del Historiador. No juega esto en contra de la necesaria divulgación de los valores patrimoniales y limita las vías por las cuáles recibir presupuestos o donativos para la preservación del patrimonio pinareño.

Juan Carlos Rodríguez, historiador: Pinar del Río instituyó un historiador por la Asamblea Municipal de Poder Popular en el 2006 y en el año 2018, como parte de un proyecto multifuncional, se creó la Oficina del Historiador, ubicada donde hoy radican el Centro de Gestión Estratégica del Desarrollo Local (Gedel), la maqueta de la ciudad, el Centro de Apoyo al Desarrollo Local (Cadel) y un centro de documentación, integrados todos a los proyectos territoriales. Lo que pasa es que Pinar del Río no forma parte de la Red de Oficinas del Conservador que liderea el doctor Eusebio Leal Spengler, no obstante, recibimos asesoramiento metodológico y documentación para nuestra labor. Además, contamos con el apoyo del Gobierno y el Partido en la provincia para el trabajo.

VEA TAMBIÉN: Vueltabajo escala en el desarrollo local

Durante el periodo 2018-2019, la Oficina del Historiador de la provincia ha prestado servicio a más de 6 100 visitantes, explicando a través de la maqueta el origen y evolución de la ciudad, así como rutas caracterizadas vinculadas a la cultura, la historia, las personalidades.

Se han patrocinado dos concursos sobre el patrimonio urbano y se han impartido varios cursos de Historia Local con especialistas de la Universidad de Pinar del Río. Pero es una necesidad que la Oficina tenga acceso directamente a otras vías de ingresos y continúe buscando alianzas con proyectos que le tributen también a la ciudad.

Caridad Otero: Cree usted que tanto las personas como las autoridades e instituciones en la provincia tienen los suficientes conocimientos sobre la importancia de preservar nuestro patrimonio. ¿Son suficientes las acciones que en función de ello se realizan?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: El programa de reanimación integral de la urbe, diseñado por las máximas autoridades de la provincia, se basó en experiencias de planes de ordenamiento anteriores y en la misión y funciones vinculadas al cuidado y preservación del patrimonio que tienen por encargo organismos como la Dirección Provincial de Planificación Física, la Dirección Provincial de Patrimonio, el grupo Génesis, la Dirección Provincial de Cultura.

En el contexto del aniversario 150 del otorgamiento del título de Ciudad se creó el Grupo Técnico Asesor para evaluar multilateralmente todas las propuestas y acciones sobre la base del respeto de las regulaciones patrimoniales.

VEA TAMBIÉN: ¡Pinar del Río me encanta! y El reto de sobrevivir

Sin embargo, es necesario continuar socializando cuáles son las regulaciones patrimoniales y urbanísticas, porque nos falta intencional más la promoción, las acciones instructivas y educativas sobre el cuidado y el respeto hacia el patrimonio. Debemos velar más por la disciplina social y el comportamiento ciudadano y continuar transmitiéndoselo a las generaciones más jóvenes desde la casa, la escuela, la comunidad, la sociedad.

VEA TAMBIÉN: Sección dedicada a los aniversarios de la ciudad Pinar del Río

Osvaldo Blanco: Sé que este trabajo es sobre la ciudad de Pinar, pero no puedo dejar de aprovechar el momento para preguntar por la situación de Viñales, teniendo en cuenta el valor que representa para la provincia y el país, incluso el mundo. He leído en varios medios de comunicación el problema que hay con el incumplimiento de las regulaciones urbanísticas y el exceso de turistas que lo visitan anualmente. Todo ello está yendo en detrimento de la preservación del lugar y he escuchado que está a punto de ser incluido en la lista de patrimonios en peligro de extinción. ¿Qué acciones se están tomando para revertir esta situación?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: Viñales mantiene y mantendrá su condición de Monumento Nacional y Paisaje Cultural de la Humanidad, así como sus valores por lo que representa para Pinar, Cuba y el mundo. Para ello se está trabajando en la implementación del nuevo plan de regulaciones urbanas, en la creación de la Oficina del Conservador -con inmediatez- y en un programa de control sistemático por parte de todos los implicados en su cuidado patrimonial, apoyados por la Unesco en varias campañas públicas y educativas.

En las últimas décadas, disímiles fenómenos han impactado sobre Viñales, desde huracanes, el turismo, el cuentapropismo hasta el deterioro acumulado de los inmuebles y todo ello realmente ha generado muchas preocupaciones en los pinareños. Por ello existe un programa de seguimiento permanente sobre el municipio por parte de la Comisión Nacional de Monumentos, la Dirección Nacional de Planificación Física, el Ministerio de Turismo, el Ministerio de la Agricultura, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Cultura, el Citma y otros, a través del cual se chequea con sistematicidad las acciones de preservación y salvaguarda patrimonial.

Se han impartido dos talleres sobre preservación y manejo, se han actualizado las regulaciones urbanas y el esquema de colores, se ha aprobado una nueva zona de desarrollo y crecimiento urbano sujeta a regulaciones, se realizan estudios para reubicar el Cupet y otras evaluaciones, y hoy puedo asegurarle que el territorio no está en la lista de patrimonios en peligro, lo que sí debemos continuar trabajando para preservar uno de los paisajes icónicos de la humanidad.

Edmundo Alemany: ¿Qué papel le atribuye al Comité Todo por Pinar del Río?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: El Comité Todo por Pinar del Río es el primer gran proyecto de defensa de la cultura y la identidad de los pinareños por el mejoramiento de la salubridad, la vida y la dignidad de los que vivían en aquella urbe olvidada de 1941. Al Comité le debemos la toma de una conciencia cívico-patriótica en defensa de su ciudad, pues nunca antes se hicieron tantas labores de higienización y mejoramiento urbano en la capital. Le debemos también el Día de la Dignidad Pinareña, el Himno identitario, la revista Pinar del Río y un proyecto de cambios y avances que apuntaban a una revolución. Los jóvenes que lucharon por aquellas transformaciones se formaron participando en las actividades del Comité.

El plano de la ciudad, sus estudios urbanísticos, el proyecto de una ciudad nueva (hoy reparto Hermanos Cruz) se gestaron en las propuestas de los arquitectos del Comité. Este fue un catalizador que desde su propio lema trazó el primer gran sueño colectivo de mejoramiento de la ciudad de Pinar del Río.

Luisito: ¿Cree usted que sea suficiente el cuidado y respeto que muestran los pinareños hacia su ciudad o en materia de responsabilidad ciudadana pudiera avanzarse más?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: En ese sentido necesitamos más conciencia ciudadana, respeto hacia la legislación vigente, más mecanismos de control a las ilegalidades. Es preciso velar por la disciplina en los espacios públicos y el cuidado hacia todas las obras que se han intervenido.

VEA TAMBIÉN: Pinar del Río termina 2018 con sus mejores galas

Laura Hernández: ¿Por qué cuando se remodela un lugar no se respeta todo en su forma original? Por ejemplo, en el parque Martí quitaron una tarja identificativa. ¿El grupo de patrimonio y los historiadores no deben velar por eso?

Juan Carlos Rodríguez, historiador: En el parque Martí tratamos de ser lo más fiel posible al cuidado del patrimonio. Se restituyeron las letras del pensamiento martiano, del acto conmemorativo inaugural, los escudos -que tuvimos que replicarlos- y otras acciones con los mármoles originales de carrara. Sí es función y responsabilidad de la Dirección de Patrimonio y los asesores históricos de velar por el respeto al patrimonio.

VEA TAMBIÉN: Memorias musicales de Pinar del Río

Sobre el Autor

Dayelín Machín Martínez

Dayelín Machín Martínez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero