Actualizado 15 / 10 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Proyectos que prometen y engalanan

La siguaraya es un entorno de paz, donde la tranquilidad, el buen servicio y el confort se dan las manos.

La siguaraya es un entorno de paz, donde la tranquilidad, el buen servicio y el confort se dan las manos. / Fotos: Jaliosky Ajete Rabeiro.

Los proyectos de iniciativa municipal de desarrollo local (IMDL) toman cada más importancia, a la vez que demuestran su factibilidad y otorgan dividendos prometedores a los territorios que los generan e impulsan.

En este sentido muchas son las ideas propuestas y las gestiones realizadas para llevar a cabo tan importantes estrategias, con el fin de elevar la calidad de vida de los pobladores, y que estos se sientan orgullosos de las ventajas que se obtengan para cada municipio.

La Palma no se queda atrás en lo que a las IMDL se refiere. Allí tanto el gobierno como las demás dependencias, tienen identificadas las potencialidades y virtudes de la zona para su futura explotación.

Guerrillero conversó solo tomo una muestra de estas iniciativas y conversó con los gestores de dos de ellos. Uno en funcionamiento desde hace algún tiempo, y el segundo actualmente bajo estudios de factibilidad.

LA SIGUARAYA… UN OASIS DE SILENCIO Y TRANQUILIDAD

Para Yosbel Martínez Sosa, subdirector municipal de Comercio y Gastronomía en La Palma, no hay ideas pequeñas o sueños grandes, pues la voluntad es lo que cuenta y así lo ha demostrado en “La Siguaraya”, un lugar que nada envidia hoy a campismos y hostelerías de la provincia.

Con ocho habitaciones de diferentes formatos que van desde matrimoniales a dobles y triples, esta instalación complementa sus servicios de alojamiento con un restaurante recientemente climatizado, una cafetería, una cueva natural para ofrecer servicios de cabaret, un ranchón con parrilladas y la piscina.

“Todas nuestras habitaciones tienen la posibilidad de climatización a tiempo completo por medio de aires acondicionados, refrigerador de dos puertas, televisión de pantalla plana, cama con colchones de espuma boxspring, así como el avituallamiento necesario para la estadía de los visitantes”, aseguró el subdirector.

En el recorrido por el lugar, dada la fecha actual, ya se observaban los preparativos para la jornada de verano. Cabañas recién pintadas al interior y exterior, al igual que la piscina, y de acuerdo a declaraciones de los trabajadores del lugar, también se ofreció mantenimiento a los equipos de refrigeración de todas las habitaciones.

“En este proyecto está pendiente una segunda etapa para la cual ya casi tenemos el financiamiento necesario, la cual ofrecerá al centro un restaurante con su cocina incluida con una mayor capacidad, y un mejor poder de fuego para la cocción de alimentos, un parqueo y el rescate de la cerca perimetral”.

“Además, se trabaja de forma conjunta con Pedro Luaces en el rescate y construcción de otras cuatro habitaciones más que se incorporarían a las ya existentes. Estas tendrán la particularidad de tener dos pisos. O sea, serían cuatro habitaciones dobles”, señaló Martínez Sosa.

No obstante lo logrado, aún persisten insatisfacciones, pues a criterio de muchos de los entrevistados, solo faltaría la gestión del agua caliente en las habitaciones para un servicio de lujo; cuestiones que serán resueltas sin duda alguna durante la mencionada segunda fase.

“Algo que aún nos choca y que debemos de cierta manera resolver, es que al ser una unidad que emplea la doble moneda se dificulta lo relativo a la contratación con proveedores como Bucanero, Coralac, Nestlé y Los Portales; y aunque sí tenemos estabilidad con Cubaron, Habana Club, Brascuba y Tecnoazúcar en Pinar del Río son cuestiones que afectan la calidad de nuestro servicio”, aseguró.

Hoy con un índice ocupacional en las etapas pre verano que oscila sobre poco más del 60 por ciento, y capacidades completas en los meses de julio a septiembre, La Siguaraya goza de gran popularidad y se vanagloria de ser una instalación donde el visitante se siente como en casa.

“LA GUACAMAYA”

El proyecto de ecoalojamiento “La Guacamaya”, o como debería llamarse según las especialistas: Centro Turístico Local “Guacamaya”, no es algo novedoso, pues dentro de la empresa agroforestal esta idea lleva varios años gestándose.

Osmel Portales AlmoraOsmel augura que este proyecto se complete dentro de dos años de acuerdo a todas las disposiciones establecidas.

Según Osmel Portales Almora, director de desarrollo y negocios de la mencionada empresa, en el territorio coexiste un enorme potencial agroforestal, el cual cuenta con alrededor de 26 000 hectáreas en todo el municipio. De ahí que la iniciativa sea de gran utilidad para insertar a los palmeros en el sector del turismo de naturaleza, conservación y ecología sostenible.

“El proyecto en sí consiste en la construcción de un pequeño hotel conformado por cabañas para hospedar entre 45 y 60 visitantes. Allí se prevén servicios gastronómicos, centros de meditación, hamaqueros, parqueos y centros de visitantes. Se pretenden establecer la opción del senderismo con diferentes fines, entre los cuales podemos encontrar los de observación de flora y fauna, apreciación del valor histórico de la zona, visualización de la actividad forestal y otros”.

“Para el desarrollo del mismo se propuso un área que constituye una reserva de significación local, la conocida Sierra La Guacamaya. Allí existe un ranchón conocido como “La Arboleda”, que se localiza en la zona de “La Baría”, y que además cuentan con un río y un pinar con excelentes vistas a ambas caras de la sierra”, comentó Portales Almora.

De forma general esta IMDL tiene varios financiamientos y recursos aprobados a su favor, gracias a la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (PADIT), la contribución territorial del uno por ciento, y una parte en divisa brindada por la dependencia interna del gobierno municipal para trámites de documentación de pagos del proyecto y otros. “En general este financiamiento se presupone que oscile sobre poco más de 250 000 pesos en moneda total hasta el momento. Hoy Estamos en el punto de los estudios de factibilidad económica, ya solo faltan pocos datos para comenzar a esbozar el prototipo final de esta iniciativa y que el grupo de trabajo conformado para tal fin comience sus labores”, concluyó.

Sobre el Autor

Ariel Torres Amador

Ariel Torres Amador

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero