Actualizado 20 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Talentos que echan a andar

Rubén García Bazán es el vicepresidente de la Aclifim en Pinar del Río.

Rubén García Bazán, vicepresidente de la Aclifim en Pinar del Río. / Fotos: Heidy Pérez Barrera.

Cierta vez leí que cuando vences tus miedos se destruyen tus límites. Una lucha parecida sostuvieron Rubén y Daima ante los caprichos de la vida; fueron más fuertes que su destino y aprendieron a ver al mundo desde sus propios ojos.

Es que ser grande no es cuestión de tamaño sino de actitud, y tanta fue la grandeza que, aquella casa que comparten junto a Tomás y Estrellita, los protagonistas que se dieron cita con anterioridad en las páginas de Guerrillero, no se sostendría en pie si no fuera por los esfuerzos conjuntos de los intérpretes que presentamos hoy.

ELOCUENCIA PROBADA

Rubén García Bazán es el vicepresidente de la Aclifim en Pinar del Río, parecía callado, pero apenas me dirigí a él comenzó a hablar, claro, así son todos los que ejercieron el magisterio, en su caso fueron 22 años.

“Nuestro trabajo tiene un sentido humanista, en el que lo primero es la persona, el ser humano, no solo atendemos, cuidamos, tramitamos y gestionamos las problemáticas de las personas con discapacidad, sino que también trabajamos con su familia, con los niños que están insertados en el sistema de Educación, con los maestros y los funcionarios implicados, como una vía para garantizar la inclusión social y educativa a través de la gestión que hacemos.

“Esto se irradia a otros ámbitos de la sociedad si se tiene en cuenta que la principal dificultad de nuestros asociados está relacionada con el proceso de inclusión social, el cual pasa por tres dimensiones: cultural, política y práctica, en las dos primeras hemos adelantado, pero eso no se expresa correctamente en la práctica, ella se queda abajo, no vemos acciones en función de nosotros”.

Rubén tiene actualmente 52 años. Se acerca a la Aclifim en el 2016 debido a una enfermedad degenerativa no transmisible que destruye las articulaciones, “tengo dos prótesis de cadera, por lo que debo mantener un estilo de vida saludable, no correr ni saltar, evitar largas caminatas, dormir en cama dura, sin almohada, no aumentar de peso, pero no limita tener mi vida y mi familia.

“Me siento compremetido con la defensa de los derechos de las personas con discapacidad, para ayudar y orientarlos en cuanto a las políticas establecidas para el beneficio de ellos, eso es una misión y nos queda mucho por hacer.

“Este trabajo también se enfoca en llevar a cabo una serie de programas dirigidos a la educación, a la capacitación, al empleo, a la accesibilidad, al deporte, a la cultura, entre otros, a través de ellos desarrollamos el proceso de inclusión de los asociados a la sociedad.

Rubén asegura haber crecido en todos los sentidos en esa casa, “por ella soy hoy una mejor persona”.

OTRA LÍDER QUE INSPIRA

Daima Breijo Rodríguez.Daima Breijo Rodríguez.

Mientras, a Daima Breijo Rodríguez también se le ve por las calles nuestras, ella viene a trabajar diariamente desde el consejo popular el Vizcaíno en la carretera a San Juan. Más de ocho kilómetros le acompañan cada mañana para sentirse realizada, útil; rutina que repite hace 28 años.

Hija y esposa de campesinos, madre, abuela, amiga, activista del barrio, ella tocó las puertas de la asociación mucho después de haber adquirido su limitación.

Empezó como coordinadora de su Consejo Popular, ha estado en cuatro congresos, en eventos internacionales, presidió la Dirección Municipal de la Aclifim durante 15 años y desde hace cuatro atiende en la provincia los programas de integración como la Salud, las ayudas técnicas, entre otros.

La asociación la ha cultivado –me dice– la educó, puso en sus manos las herramientas para la vida laboral y personal, “me he crecido grandemente, aquí estaré mientras tenga fuerzas y salud para ayudar y contribuir a una mejor suerte”.

Daima padece de osteomielitis crónica que le causó un acortamiento de 10 centímetros de fémur, por lo cual debe usar como ayuda técnica un calzado especial, elaborado en la provincia.

Estuvo cuatro años en cama, es alumna de las salas hospitalarias, pero ello no impidió su superaración hasta terminar sus estudios.

Ella y Rubén también integran la delegación pinareña al VI Congreso de la Aclifim a desarrollarse en este mes de junio en La Habana, momento en el que todos los asociados demostrarán que la discapacidad es una cuestión de percepción porque si puedes hacer una sola cosa bien, ya eres necesitado por alguien.

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero