Actualizado 16 / 07 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
35ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Pedro Borrás, mártir de Girón

Pedro Borrás, mártir de Girón

Playa Girón es un monumento en sí, pues a lo largo de cada palmo de su litoral que cayó un soldado defendiendo sus arenas quedó la huella de una historia. Tres días de honra por la Patria, fue el honor alcanzado bajo el fuego y la metralla de aquellos que combatieron.

En Cuba, muchos héroes y mártires pelearon por verla libre de la bota extranjera. Después de alcanzada la emancipación con el triunfo revolucionario el primero de enero de 1959, otros tantos ofrendaron la vida por consolidar las conquistas.

Tres hijos de Pinar del Río cayeron en las arenas de Playa Girón o cerca de ella en defensa de la Revolución en lucha abierta contra los planes imperialistas, uno de ellos fue Pedro Borrás Astorga, quien murió un día después de la victoria, el 20 de abril de 1961 en Playa Morena. Este estudiante de Medicina fue el primero en caer defendiendo el proyecto socialista de la Revolución.

Como no pudo recibir su título de Médico personalmente, por lo prematuro de su muerte, Fidel se lo entregó a su padre simbólicamente en un gesto trascendental, en el acto de graduación realizado en la Sierra Maestra el 14 de noviembre de 1965.

Cuántas vidas pudo haber salvado con la noble profesión que escogió, sin embargo, contribuyó a salvar a millones con la actitud asumida en defensa de la Patria.

El joven tomó la decisión como única resolución de aplastar el ataque mercenario, por ello, al otro día de la agresión, el 15 de abril de 1961, cuando el Comandante Fidel Castro Ruz en las honras fúnebres de las víctimas del bombardeo declaró el carácter socialista de la Revolución contó con la pujanza de los hijos de esta tierra para resguardar la libertad conquistada.

La valentía de Pedro con solo 19 años, –nació el 13 de junio de 1942 en La Palma, Pinar del Río– le permitió, entonces, partir a Girón a combatir al enemigo y traidores prestos a mancillarnos. Al salir de la casa le dijo a la madre ante el reclamo: “¡Si me matan, serás la madre de un héroe! Las palabras dichas mostraron la entereza de la decisión.

Después de la gran victoria, en la labor de limpia de los mercenarios fraccionados entre los montes y cenagales, Pedro se separó del pelotón y quedó casi solo en la maleza. Los demás compatriotas escucharon un intenso tiroteo; al llegar al lugar, lo encuentran muerto, cubierto su cuerpo de balas de ametralladoras y fragmentos de granadas; los cadáveres de los mercenarios yacen junto a él.

Posteriormente la autopsia reveló que el cuerpo con vida fue rematado, lo que confirma la cobardía de aquellos. Así cayó el héroe que la Patria os contempla orgullosa.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero