Actualizado 20 / 05 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

21ºC
34ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Jóvenes de Pinar del Río apuestan por la nueva Constitución

Jóvenes de Pinar del Río apuestan por la nueva Constitución

La juventud ha de ir a lo que nace, a crear, a levantar…”, expresó nuestro Héroe Nacional con esa lucidez que caracterizó toda su obra. Sus palabras cobran vigencia hoy, en un contexto en el que soplan aires de renovación y la gente se junta a imaginar el futuro de un país, a construirlo ladrillo a ladrillo, como se construyen las casas, para legarlas a los hijos luego. Guerrillero quiso saber qué opinan los jóvenes de Pinar del Río sobre el proceso de referendo que viviremos en breve. Estas son las historias con que nos tropezamos:

Frank Martínez Abreu.Frank Martínez Abreu. / Foto: Januar Valdés Barrios.

De pequeño, Frank Martínez Abreu observaba atento el trabajo de su padre electricista. Le causaba asombro sus manos diestras en el manejo de varias herramientas y las piernas duchas en subir y bajar andamios y escaleras. Siempre le interesó aprender el oficio de su papá, interpretar como este los planos que permiten saber por dónde pasa el cableado. Frank llegó incluso un paso más lejos que su viejo, pues se graduó de ingeniero en Telecomunicaciones y Electrónica en la universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

“Actualmente ocupo la plaza de técnico en Telemática en el departamento de supervisión de la Dirección Territorial de Etecsa. Tengo 29 años y estoy enamorado de la profesión que escogí. Desarrollar software y hardware es lo que hago básicamente”, comentó.

Hace poco le concedieron el sello Forjadores del Futuro por una innovación que realizó dentro de su Empresa.

“Logré reparar varias tarjetas defectuosas, las P 86, para las cuales ya no existe soporte técnico. Cuando se rompían las desechábamos, pero ahora están en funcionamiento otra vez. Mis expectativas son contribuir en lo que pueda con el desarrollo de la ciencia joven y seguir innovando en dependencia de las necesidades del país”, sostuvo.

El próximo 24 de febrero este ingeniero marcará un sí en la boleta del referendo, puesto que se siente identificado con la renovada Constitución.

“Ya venía haciendo falta en Cuba una Carta Magna atemperada a estos tiempos, porque mucho ha llovido desde que se aprobó en 1976 la vigente.

“Me parecen oportunos la mayoría de los artículos que contempla la propuesta. Me hubiese gustado que el tema de la ciencia se abordara con mayor amplitud, pero de forma general, siento que los derechos y deberes del pueblo están reflejados razonablemente en el texto”, opinó.

Ángel Ernesto Ramos Cordero. / Foto: Januar Valdés Barrios.Ángel Ernesto Ramos Cordero. / Foto: Januar Valdés Barrios.

Ángel Ernesto Ramos Cordero nació en Guane, aquel pueblito que se hizo famoso por los cuentos de Nersys Felipe, por los huracanes y por ser la cuna de la insigne patriota vueltabajera Isabel Rubio Díaz.

Este estudiante de sexto año de Medicina, nos cuenta que se mudó a la capital provincial con 12 años y que decidió ser doctor porque en su familia no había ningún médico aún. Considera además que la profesión potencia el humanismo en las personas.

Su vida en la Universidad ha sido muy rica, aquí se ha familiarizado con actividades docentes y extensionistas que fomentan una formación virtuosa en el estudiantado.

“Yo vengo del IPVCE Federico Engels, una escuela donde se estimula el academicismo; pero cuando llegas a la Universidad es un mundo diferente, en el que no solo puedes desarrollar esta esfera, sino la investigación, la extensión universitaria, el trabajo político ideológico… Valoras la posibilidad de desenvolverte en múltiples campos que te ayudarán a ser un profesional completo el día de mañana”.

El modo en que Ángel Ernesto habla de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), encierra respeto, apego y amor.

“La FEU es la organización más longeva de Cuba, pero su funcionamiento es asombroso porque son los jóvenes quienes mueven sus hilos y determinan su accionar. En cuarto año asumí la responsabilidad de presidirla a nivel de universidad y la experiencia fue todo un reto”.

Este cubano es capaz de decidir su destino, lo acompaña el deseo de trabajar y trabajar bien. Lo guía el ejemplo de su papá, obrero de la Empresa Forestal Integral de Macurije, en Guane, y de su mamá, quien fuera profesora de escuelas primarias y funcionaria del Partido.

Sobre las votaciones del próximo 24 de febrero este muchacho tiene criterios muy sólidos:

“El proceso revolucionario, aunque ha procurado ayudar a todos, ha tenido sus dificultades y este es el momento de enmendarlas. Renovar la constitución puede ayudar mucho en este sentido. El pueblo cubano ha tenido oportunidad de emitir sus criterios, de decidir de conjunto en un ejercicio democrático sin precedentes en el mundo”.

Daynelis Miranda Rivera. / Foto: Januar Valdés Barrios.Daynelis Miranda Rivera. / Foto: Januar Valdés Barrios.

Hay quien descubre su vocación desde edades tempranas. Daynelis Miranda Rivera, por ejemplo, se entretenía a los siete años coleccionando recortes de revistas de modas o jugando a la manicura.

“Yo agarraba los pomitos de pintura de mi mamá y les hacía las uñitas a los gatos y a los pollos de mi casa. Sí, porque yo nací en La Palma o para ser exacta: en La Palma con flecha, en un pueblito que se llama Marbajita, casi llegando a la costa”, describió.

Luego la vida la llevó por otros caminos, se graduó de Danza en Instructores de Arte y comenzó a trabajar como docente en una escuela; pero su antigua vocación continuaba pulsando fuerte dentro de ella.

“Me mudé para el Llamazares aquí en Pinar y empecé a pintar uñas por la noche. La casa se llenaba de gente; entonces me dije a mí misma que un día tendría mi propia peluquería”.

Aquella palmera soñadora dirige actualmente el salón de belleza Daynelis’ Secret, que bajo el eslogan Nada como su imagen brinda servicios en plena arteria principal.

“Hemos tratado de insertarnos en los programas sociales de la provincia. Una vez al mes las trabajadoras se dirigen a las casa de abuelos y atienden a los ancianos gratuitamente. También todos los domingos recibimos en el salón a pequeños y jóvenes del Hogar de Niños sin Amparo Filial. Se pasan el día aquí como si esto fuera un parque de diversiones. Las muchachas se lavan su cabello y se pintan las uñas mientras los varoncitos se pelan”, refirió.

Daynelis asistió a la discusión del proyecto constitucional en la Empresa de Servicios y confesó su simpatía por la Ley de leyes que respalda la actividad de otros cuentapropistas como ella; por eso en breve asistirá a su colegio electoral y participará de un proceso de magnitud histórica.

“En especial me gustó el artículo que hace referencia a que los cubanos podemos gozar de una doble nacionalidad. Creo que esto va a ser muy bueno para las personas que ansían viajar, establecerse en otros lugares, vivir nuevas experiencias, pero no renunciar a sus raíces”, expresó.

Ibrahim Santiesteban Delgado. / Foto: Januar Valdés Barrios.Ibrahim Santiesteban Delgado. / Foto: Januar Valdés Barrios.

Ibrahim Santiesteban Delgado será papá muy pronto. Su esposa tiene fecha de parto para el cinco de marzo. Nos confesó que no cabe en sí de tanta felicidad. Este joven profesor de Psicología dirige la Unión de Jóvenes Comunistas en la Universidad de Ciencias Médicas Ernesto Guevara de la Serna, donde enseña a un grupo de Logofonoaudiología, especí-ficamente en el bloque docente Simón Bolívar.

Contó que es natural de San Juan y Martínez, pero que siendo pequeño se fue a vivir para Isabel Rubio en Guane. Allí cursó la secundaria y el preuniversitario.

“Me decidí por la Psicología luego, pues me fascinaron las entrevistas que nos hicieron. Descubrí que esta carrera era afín con mis aspiraciones altruistas de hacer cosas buenas por los demás.

“Después de graduado fui ubicado en el hospital Augusto César Sandino, allí atendía a personas con insuficiencia renal crónica en tratamiento renal sustitutivo mediante hemodiálisis.

“Este es un procedimiento muy invasivo que tiende a deprimir sobremanera al paciente y la experiencia de lidiar con ellos fue de veras un aprendizaje para mí”.

Preguntamos a Ibrahim por sus alumnos, su rutina diaria y su diálogo con ellos y esto fue lo que nos dijo:

“El grupo en el cual imparto clases es muy pequeño y unido. Los muchachos son buenos académicamente y me retan a prepararme y a ser mejor cada día. Disfruto el tiempo que invierto en enseñarles porque termino aprendiendo yo de sus ideas tremendas y de sus ganas de hacer”.

Ibrahim agradece las oportunidades de que ha disfrutado a lo largo de su vida como el derecho a estudiar y a ejercer la profesión de sus sueños. Para que otros gocen de igual suerte en los tiempos venideros, plasmará en la boleta constitucional su apoyo al desarrollo de la nación.

“Esta Constitución es superior a las anteriores por el protagonismo que asumió el pueblo en su concepción.

“Tuve la oportunidad de representar a los jóvenes cubanos en el XVIII Festival de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Ecuador y en aquella ocasión refería a otros delegados de diferentes partes del mundo que me sentía orgulloso de pertenecer a un país donde los hijos de los obreros, de los humildes, tienen el privilegio de estudiar sin pagar un centavo. Esa es una de las razones de mi sí”, explicó.

Sergio Luis Blanco Betancourt, de 24 años, tiene que hacer magia con su tiempo a fin de que le alcance para cumplir con todos sus compromisos: Es estudiante de sexto año de Medicina y cursa el vertical en Anestesiología y Reanimación, es líder estudiantil y fue electo por el Distrito número 1 de Pinar del Río delegado de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

“Mi carrera demanda mucho sacrificio. Hay jornadas de 24 horas de guardia en el hospital Abel Santamaría Cuadrado y días en los que despierto de madrugada para estudiar, pero disfruto todo ese dinamismo, el estar haciendo algo siempre”, confesó.

“Creo que voy a extrañar mucho la universidad cuando me gradúe. Echaré de menos los trabajos voluntarios, los eventos académicos, las fiestas con los amigos y los festivales de aficionados.

“En nuestra isla la formación de profesionales es muy integral, y esa es una de las razones por las que esbozaré mi sí por Cuba durante el referendo.

“Votaré por mi familia, no solo por la que atesoro, sino por la que tendré, porque quiero que mis hijos crezcan en una Cuba libre como lo hice yo, en una nación quizás con más logros que mostrarle al mundo, pero con la misma esencia de honradez y dignidad. Tenemos un proyecto sólido y hermoso que hay que defender hasta el límite de nuestras fuerzas”.

Sobre el Autor

Ana María Sabat González

Ana María Sabat González

Licenciada en Español y Literatura, periodista de Guerrillero. Ha sido profesora de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca. Se dedica al periodismo desde el año 1996 y aborda en sus trabajos diferentes temáticas sociales y políticas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero