Actualizado 26 / 04 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Un año difícil, pero seguimos trabajando

Construcción de viviendas en Pinar del Río.

Fotos: Januar Valdés Barrios.

Al cierre del pasado año muchas fueron las vicisitudes por las que transitó el organismo de la Vivienda en la provincia Pinar del Río; entre ellas pudieran mencionarse la escasez de recursos y la mano de obra, las que en cierta medida atrasaron algunos de los cronogramas planificados para la construcción de inmuebles en sus diferentes tipos. No obstante tales dilaciones ajenas a la voluntad provincial, el 2018 cerró con buenos resultados, y a inicios del presente 2019 se vislumbra un panorama positivo para la entidad. A ello se suma hoy la intención de nuevos horizontes para la vivienda en Vueltabajo en el presente periodo.

Con el objetivo de conocer más sobre estos asuntos en uno de los sectores más críticos de la sociedad pinareña, conversamos con Oscar Yumar Alfonso, director provincial de la Vivienda en Pinar del Río.

¿Cómo se comportó la construcción de viviendas a modo general en el 2018?

“El plan estatal de viviendas de la provincia en el 2018 fue de 471, con un real de 493, para un 105 por ciento de cumplimiento. El mismo tuvo una situación muy difícil en los primeros meses, debido a la carencia de elementos de techo, áridos y soluciones de carpintería. No obstante, se evaluaron alternativas e implementaron medidas para activar una mayor fuerza de trabajo, pues tan solo en diciembre se lograron cerca de 141 viviendas. Para hacerlas fue necesario un gran esfuerzo por parte de los constructores y el resto de los municipios que se incorporaron a la tarea.

“En este sentido debemos decir que ya están en fase de terminación 25 viviendas en la provincia por cambio de uso (adaptación de locales con todas las condiciones), de ellas ya se concluyeron 10 en Consolación del Sur.

“Como se conoce, en el plan general la gran mayoría de los inmuebles a construir están catalogados como derrumbe total (414), al igual que en el apartado de esfuerzo propio.
“Al Minint se le asignaron 12 viviendas y otras 14 a las FAR. En el caso de esta última se trabaja en el edificio ubicado en Sumidero.

“En el caso de las viviendas destinadas a los médicos teníamos un plan de 12 a concluir en el 2018. De forma certera se concluyeron siete. Estas son grandes y tienen otro nivel de complejidad en cuanto a recursos especiales para su terminación, además del grado de exigencia que hay con ellas.

“A la fecha, en Viñales tenemos cuatro inmuebles que tuvieron dificultades con el movimiento de tierra y preparación del suelo. Hoy están bastante adelantadas a nivel de estructura a pesar de los retrasos, por lo que saldrán en este 2019. Esto no es un problema, pues las viviendas que quedaron pendientes a finales de año, hoy son las primeras en nominalizarse en el nuevo plan de la economía”.

Existen muchas dudas y criterios negativos en cuanto a las rehabilitaciones e impermeabilizaciones…

“La conservación y rehabilitación estatal, que comprende reparación y construcción de fosas, cisternas, reanimación de la ciudad, pintura y otros elementos, también se cumplió. Con la reanimación del reparto Cuba Libre trabajamos por encima del plan que propusimos.

“Desafortunadamente la impermeabilización pasó por una situación más compleja, ya que el país no contaba con las mantas necesarias y otros elementos para asumir la tarea. La manta comenzó a entrar al país a principios de noviembre, y hoy existen más de 80 planteamientos inscritos en la provincia sobre este asunto. No obstante, se terminaron 17 de las propuestas y quedaron otras nueve en ejecución que deben concluirse en el presente mes.

“A pesar de este atraso, la población debe saber que todos los edificios inscritos en el pasado plan de la economía, para este año se van a impermeabilizar sin problema, pues contamos con los recursos necesarios.

“La rehabilitación integral de edificios, en cambio, tuvo más problemas, porque existieron renglones como las conexiones galvanizadas y la carpintería que no se encontraban en el país en ese momento, y que tampoco se importarán por ahora. Por lo tanto, existen cerca de 12 de estos inmuebles entre Guane, Consolación, San Luis y Mantua, por decir algunos, que pasaron al plan del presente año”.

Háblenos un poco sobre la construcción de viviendas por esfuerzo propio y los subsidios.

“Las viviendas por esfuerzo propio constituyeron un plan pequeño, con el cual se cumplió con 218 de las 200 planificadas.

“Por su parte, el subsidio (catalogado hoy como vía principal de construcción de viviendas y por la que más derrumbes totales se solucionan en la provincia) también se vio frenado por la carpintería y los techos a principios del pasado año. Rápidamente nos dimos a la tarea de organizar y garantizar estos renglones a nivel de provincia y podemos decir que los techos (vigas y lozas) ya no son un problema. A la fecha tenemos cerca de 296 viviendas en fase de terminación y otras 508 a nivel de estructura.

“De las 845 moradas comprometidas para el año, se finalizaron 406. De forma global, uniendo todas las esferas, Pinar del Río concluyó a finales de diciembre unas 1 117 viviendas. Esta última cifra global es muy importante que se conozca, pues tiene que ver con un ambicioso plan que se va a comenzar a aplicar en el 2019”.

¿Nuevos planes?

Construcción de viviendas en Pinar del Río.

“Sí. En la visita de Díaz-Canel al territorio se evaluó la posibilidad que de las 10 000 viviendas pendientes en el territorio para finales del 2018, se concluyeran todos los derrumbes totales anteriores por causa de ciclones en un término de cuatro años.

“En el plan del 2019 se discutió una cifra de 3 000 viviendas para el año, de ellas 2 450 derrumbes totales (cifra necesaria a ejecutar de forma anual por cada año en el próximo cuatrienio). Este es un plan ambicioso y para ello debemos y tenemos que ser capaces de producir de forma interna todos los elementos que no sean de terminación, o sea, paredes, carpintería, pisos, techos e instalaciones hidrosanitarias de tuberías plásticas. Todo esto con un valor de más de 35 822 000 pesos.

“El país solo nos va a apoyar con juegos de baño, cables, interruptores, tomacorrientes y otros elementos de encendido, así como algunos especializados, además de cedernos toda la materia prima como el acero y el cemento para ejecutar producciones locales de materiales de la construcción.

“Este no es un plan ilusorio, ya que aquí entre los años 2009 y 2011 se pudieron ejecutar 3 600 viviendas. Y si se activan como es debido las fuerzas de trabajo posibles y se garantizan los recursos, lo propuesto sale. De eso no quepa duda. Aclarar que para ello la participación del pueblo junto a nosotros es vital.

“Hay que señalar que, debido a esta nueva cifra de construcción, no creceremos en cuanto a conservación y rehabilitación, pero sí vamos a mantener los mismos planes”.

Mucho se comenta del edificio del “Hermanos Cruz” para derrumbes totales. ¿Qué situación tiene esta construcción hoy día?

“Para nadie es un secreto que existieron y existen un grupo de acciones constructivas con situación difícil en temas de terminación. Dentro de ellas estuvo esta edificación. Este fue un proyecto de 20 apartamentos para casos de derrumbes totales en el reparto Hermanos Cruz, el cual estuvo asegurado en cuanto a recursos, pero falló la fuerza de trabajo necesaria.

“En aquel momento se tomaron medidas y las altas esferas del territorio decidieron asignar cada apartamento a un organismo diferente en la provincia, implicando también a constructores adicionales para su terminación. Hoy esta edificación constructivamente está terminada, ahora se encuentra en la etapa de reconocimiento y subsanación de posibles problemas como salideros y otros”.

¿Todavía se fomenta la construcción de viviendas a través del conocido Plan Mambí?

“Sí, lo que la nomenclatura ha cambiado. Este año vamos a trabajar todas las tipologías, incluyendo la tipología cuatro (antiguamente conocida como Plan Mambí). De ellas ya se tienen planificadas 288 viviendas, alrededor de 30 por cada municipio”.

“De igual forma también pensamos crecer en cuanto a las casas para médicos, de las que se pretenden construir 25 en el municipio de Pinar del Río, una en Los Palacios y cinco en Viñales. El Minint y las FAR seguirán con las asignaciones mencionadas anteriormente”.

¿Existe el presupuesto necesario para todas las acciones que se pretenden?

“El presupuesto de Vueltabajo para el subsidio estuvo en el orden de los 68 millones de pesos, y hay que decir que no tuvimos limitaciones en este sentido. Este año la cifra será similar.

“Hoy existe una gran ventaja, que es la de contar con cerca de 1 200 subsidios en ejecución de los 1 617 a terminar. Los municipios tenían entonces asignados cerca de nueve millones de pesos. Hoy financieramente se encuentran aprobados 695 subsidios más para iniciar”.

Valoración final…

“El 2018 fue muy difícil en cuanto a entrega y aseguramiento de recursos, pero no creemos que haya sido un año calificativamente malo, cumplimos con el plan estatal de viviendas y dimos también por terminadas otras obras de importancia.

“Ciertamente tuvimos y tenemos algunos atrasos, así como otros compromisos pospuestos, pero el pueblo debe confiar en que se está trabajando para cumplir con lo que pactamos sin comprometer la calidad de las obras terminadas”.

Sobre el Autor

Ariel Torres Amador

Ariel Torres Amador

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero