Actualizado 22 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Vitalidad de una tradición

Sulieska lee de pie en medio del salón de despalillo, para asegurar que todos puedan oírla con claridad / Foto: Pedro Paredes

Sulieska lee de pie en medio del salón de despalillo, para asegurar que todos puedan oírla con claridad / Foto: Pedro Paredes

Para valorar y emitir juicio es necesario un conocimiento previo sobre el tema. Si además el criterio pudiera incidir en el futuro, entonces resulta indispensable prepararse para opinar, requerimiento a tener en cuenta para el debate popular que desde el 13 de agosto y hasta el 15 de noviembre tiene lugar en todo el país.

El Proyecto de Constitución reclama del análisis individual y colectivo. Aprovechar cualquier espacio que propicie la socialización del documento contribuirá a que las intervenciones, en los distintos escenarios, estén cargadas de propuestas enriquecedoras.

Lo anterior es la razón por la cual los trabajadores del despalillo X Congreso de la Juventud escogieron el material para las lecturas que por estos días amenizan su jornada laboral.

TRADICIÓN CUBANA

Está reconocido por estudiosos del tema que fue en Cuba donde surgió la figura del lector de tabaquería, el cual fue institucionalizado en 1865. Desde entonces la práctica se irradió a otras latitudes.

Entre los factores que propiciaron su aparición estuvo el hecho de la realización del trabajo manual, con ausencia total de maquinaria, y por ende el silencio facilitaba que todos escucharan, sumando la posibilidad de que con una sola persona que supiera leer llevar el texto a muchas más.

El protagonismo del sector en las luchas independentistas estuvo estrechamente ligado a tal práctica. Y aunque hoy, acceder a la letra impresa es privilegio que gozan los nacidos en la isla, quienes procesan la hoja en distintos centros fabriles siguen apegados a la tradición.

Sulieska Sánchez Suárez, joven guanera, con su voz contribuye a mantener vivo tal legado. Manifiesta sentirse muy complacida con la labor, aunque la carencia de amplificación exige mayor esfuerzo. Reconoce la utilidad de lo que hace y eso recompensa el sacrificio.

Refiere que realizó encuestas para conocer los temas que prefería y necesitaba el colectivo en las lecturas. Así supo que educación familiar y sexual eran prioridades; aunque intercala recetas de cocina, curiosidades, además de las informaciones relevantes.

Motivar el auditorio demanda versatilidad, por ello dedica tiempo a prepararse en la pesquisa de los textos. Internet es una de sus aliadas, busca también consejos de salud, reflexiones sobre las relaciones interpersonales, de pareja; en fin, pone empeño para que sus palabras sean portadoras de un mensaje que entretenga y eduque.

MÁS QUE LECTURA

Este despalillo solo tiene poco más de un año de vida. Su creación en la cabecera de Guane fue una de las medidas para contribuir a crear empleos en el consejo popular, donde otro cúmulo de problemáticas sociales interfería con la vida de la juventud.

Ahora hombres y mujeres ocupan los bancos donde maniobran con las hojas de tabaco. En poco tiempo lograron constituir un centro referente en parámetros de productividad y ello se percibe en el salario: el promedio supera los 1 200 pesos.

Sulieska sabe que la lectura que ahora hace trasciende el contexto del despalillo, el municipio y la provincia. Pone énfasis en las palabras y con sumo cuidado va dando a conocer los distintos artículos del Proyecto de Constitución.

Los tabacaleros no quieren estar ajenos a la discusión de un documento que será definitorio en el futuro de la nación y si antes fueron pilar de la independencia, hoy pretenden ejercer el derecho ciudadano de tener voz y voto, pero antes dedican tiempo a oír, a aprender.

Sobre el Autor

Yolanda Molina Pérez

Yolanda Molina Pérez

Licenciada en Periodismo de la Universidad de Oriente.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero