Actualizado 17 / 11 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La mayor de las sabidurías a la hora de envejecer

Aula del adulto mayor en el Hogar de Ancianos. / Foto: Heidy Pérez Barrera

Aula del adulto mayor en el Hogar de Ancianos. / Foto: Heidy Pérez Barrera

El aula del adulto mayor en el Hogar de Ancianos tiene el objetivo de contribuir a una longevidad satisfactoria, socializar con su grupo etario a sus miembros, conocer e intercambiar sobre temas de interés y hacer más productivo el tiempo libre en las personas de la tercera edad.

No en vano se busca la vieja madera para arder, el viejo vino para beber, los viejos amigos en quien confiar y los viejos autores para leer. Todos desprenden seguridad derivada de la experiencia, de los años, de la huella dejada en el paso por la vida. La clase pasada fue un poco más atípica que las anteriores. Desde bien temprano se escucharon risas, aplausos, ansias de iniciar de una vez y escalar peldaños en el conocimiento.

El aula del adulto mayor del Hogar de Ancianos de Pinar del Río tuvo visitas. Prepararon la mejor clase y vistieron los más hermosos trajes, pues recibirían a otros colegas, también dispuestos a aprender, jubilados de la Unión Nacional Eléctrica (UNE) en el territorio.

PARA APRENDER A ENVEJECER

El día comenzó con el hermanamiento de costumbre, el apretón de manos que demostró la bienvenida, el abrazo de los viejos conocidos y la sonrisa que demostraba satisfacción por el intercambio.

Todos juntos decidieron prender vida a su historia con la siembra de una planta, la cual serviría para echar raíz junto a la noble idea de la creación de esta aula desde octubre pasado, espacio que constituye puerto seguro para los habitantes del hogar.

El reloj no parecía tener apuro, sin embargo, el tiempo se les fue más de prisa. La grata compañía y la excelencia de la profesora hicieron que transcurrieran, como de costumbre, las mejores dos horas de la semana.

Allí se vio de todo, desde festejos de cumpleaños; intercambios de regalos, rifas; encuentros de conocimientos; discusión sobre geografía, biología, cocina, hasta operaciones aritméticas y problemas matemáticos y de agilidad mental, en fin, actividades intencionadas que generaron la reflexión y estimularon el pensamiento, siempre en función de disipar las penas diarias.

Hasta Cristóbal, el alumno que menos habla en clases, levantó su mano para responder correctamente, pues la motivación resultó mayor que su timidez. De conjunto se convirtieron en multiplicadores de las técnicas participativas demostradas por la profesora en encuentros pasados.

ABUELOS DE MIRADA LIBRE

En mi visita conocí a alumnos inquietos que llamaron mi atención. Aquí resalto a Ramón, un poeta que le gusta innovar con los temas tratados y proyecta lirismo en cada una de sus décimas, el que además tuvo la suerte de encontrar a Ana, una especie de pretendiente entre las melenas blancas de la UNE que lo visitaban en esa mañana.

También a Isabel y a su esposo, quienes cultivan allí su amor y lo comparten igualmente en forma de poesía. A Pepe, el combatiente, el ilustre abogado, que aguarda siempre por las atenciones de su esposa Estrellita, la campeona del Hogar, la cual burla los años y gana medallas de altruismo al participar en carreras, en marchas deportivas, en el lanzamiento de la bala y la jabalina y en el salto de longitud; su fuerza e ímpetu las quiere para ayudar a andar a su compañero.

Por supuesto, cómo no hablar del romántico Argelio Valdés González, el alumno más destacado, el monitor del grupo, el que dio el recibimiento con detalles del funcionamiento del Hogar, quien contó además sobre Ana María Castro, la inquilina sordomuda, sin carné de identidad, que lleva más de 30 años con ellos y que asiste regularmente a clases.

De Argelio surgió la idea de crear esta aula, “buscaba salir de la rutina, hacer algo distinto, pues considero muy difícil el cambio que dan los ancianos al salir de la familia y llegar aquí, por tanto quería romper la monotonía, es donde más falta hacía, pensé.

“Hice una lista de 61, y empezamos a funcionar. Al final, por diferentes motivos, terminamos 13 y aquí estamos, respondiendo al nombre de Cabellera de plata. La pasamos de maravilla, quisiéramos que fueran dos horas en vez de una. La guía es alegre, te motiva, estamos locos porque llegue el próximo miércoles para reunirnos nuevamente y aprender más.

PARA VIVIR MUCHO TIEMPO

Enriquecer la espiritualidad, hacer de sus vidas más longevas, pero satisfactorias, es la intención de la máster en Ciencias Bárbara Lina Licor Lavastida, antigua profesora de Español-Literatura, la amiga, la educadora, la guía.

“Retomamos el aula que no existía desde el 2009, por la importancia de la utilidad social. Esta es bien diferente, con personas de distintos niveles, me faltaba la experiencia de instruir a los adultos mayores.

“Me siento muy realizada, estoy satisfecha por la importancia y la utilidad que tiene la espiritualidad en el hombre, ellos están falta de eso, de ese intercambio de saberes, con un enriquecimiento de su alma.

“Impartimos desde un tema de salud como uno de nutrición, tratamos contenidos de interés para ellos y también para mí que me les parezco, pues soy jubilada”.

Pinar del Río tiene una cátedra y 11 filiares distribuidas en cada uno de los municipios con diferentes aulas, las cuales están auspiciadas por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y la Asociación de Pedagogos de Cuba.

Según Gumersinda Castro de los Reyes, presidenta de la Cátedra del Adulto Mayor de Pinar del Río, “el municipio cabecera cuenta ya con ocho aulas, las cuales pueden ser heterogéneas o puras.

“Una vez que terminan su curso básico se gradúan o pueden continuar. Este 2018 cumplimos 16 años hay compañeros que llevan con nosotros más de 10.

“No solo tenemos el hermanamiento sino que recorremos lugares históricos.

“Un logro de la provincia es contar con un equipo multidisciplinario de especialistas que trabajan en función de la orientación y la educación de los miembros, dígase cardiólogos, geriatras, anestesiólogos, laboratoristas clínicos. En el caso de la cultura tenemos al director del Museo de Historia y al de la Casa de la Música, especialistas de la Biblioteca Provincial, entre otros.

“Nuestro objetivo es mantener una longevidad satisfactoria, con mejor calidad de vida, un envejecimiento activo que es fundamental y a su vez pasar un rato entretenido y de esparcimiento”.

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero