Actualizado 19 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Salvar una vida

La experiencia de Lázara Herrera Corvea se puede ver en sus habilidades en el trabajo. Ella es la que clasifica los grupos sanguíneos de los posibles donantes. / Fotos: Januar Valdés Barrios

La experiencia de Lázara Herrera Corvea se puede ver en sus habilidades en el trabajo. Ella es la que clasifica los grupos sanguíneos de los posibles donantes. / Fotos: Januar Valdés Barrios

En homenaje a los donantes de sangre y a los profesionales que se dedican a su atención, Guerrillero visitó el centro de extracción en la antigua “Maternidad” de Pinar del Río.

Son 12 profesionales en el equipo. Los hay licenciados en Enfermería, técnicos, especialistas en Inmunohematología, pero todos conforman un conjunto bien sólido para lograr que el punto de extracción de sangre ubicado en el antiguo hospital de maternidad Justo Legón Padilla de Pinar del Río obtenga al día un promedio de 24 donaciones.

Al llegar supimos del calor humano que sienten los donantes cuando los acogen. Hay alegría, optimismo, amor, unión en el colectivo, pero sobre todo profesionalidad, una palabra que da seguridad y confianza a los pacientes y también a los visitantes.

Unos se encargan de la inscripción y selección, otros de la entrevista, del análisis clínico, de la extracción, de la correcta manipulación de la bolsa, del refrigerio que debe recibir el paciente, y hasta los hay que son coordinadores que andan por las cuatro áreas de Salud del municipio gestionando en los policlínicos y centros de trabajo para garantizar la asistencia a las donaciones.

La licenciada Anabel Montané Díaz es la encargada del colectivo. Ella nos explicó que se dividen en equipos y trabajan en todas las áreas de Salud, incluso en la periferia, según la planificación del mes. Abarcan los 192 consultorios.

“Los martes le corresponde al policlínico Raúl Sánchez garantizar la sistematicidad y el funcionamiento del programa, los miércoles al Turcios Limas, los jueves al Pedro Borrás y los viernes al Hermanos Cruz”.

Radican en el lugar desde hace ocho años, aunque el equipo tiene 17 años de conformación. “Decidimos ir perfeccionando nuestra labor en el punto de extracción. Estamos abiertos de lunes a viernes para los donantes que quieran llegar de todo el municipio Pinar del Río.

“A veces los donantes prefieren, en vez de ir al punto de extracción del ‘Abel Santamaría’ o al Banco, venir a hacerse las extracciones aquí. Diariamente debemos tener entre 16 a 25, aunque la media son 24 por día.

“Tenemos los donantes registrados. Cada tres meses donan los hombres y cada cuatro las mujeres. Este control lo llevan los consultorios médicos del municipio, es parte de su labor”.

Atienden a los registrados de grupos especiales y se mantienen en estrecha comunicación con ellos, ya que les realizan un chequeo periódico, en continuo intercambio con los consultorios, para que se mantengan sanos.

“Los donantes de grupos especiales son los que escasean y para los cuales tenemos la posibilidad de una dieta médica. Son el O negativo, AB negativo, B negativo y los AB positivos”.

Poseen un plan de 493 donaciones mensuales, el cual sobrecumplen desde hace más de un año, así colaboran de forma estable en la garantía de la asistencia médica del hospital Abel Santamaria, que es el principal centro al que tributan.

“¿Cómo te sientes Darío?” Fue la primera pregunta que escuchamos hacerle a uno de los dos donantes que estaban el día de nuestra visita.-“Bien”. Fue la respuesta de Darío López Silva. Un hombre sencillo, custodio, pero que ya suma 456 donaciones.

Según su cuenta, bien puede llenar varias cubetas con todo lo que ha aportado durante su vida.

“Imagínese que dono desde los 19 años, y ya tengo 57, y fui por mucho tiempo donante de plasma que tenía que acudir una vez a la semana”.

Hay orgullo en sus palabras, un orgullo sano que esconde y guarda como un tesoro sus historias, las cuales lo hacen venir de forma sistemática a extender su brazo y donar su sangre.

La aguja sigue en sus venas, entonces, como en un pestañazo nos habla de que sus otros dos hermanos -uno ya fallecido- dedicaron parte de sus vidas a esta noble labor.

Hay una mujer que murió, de esto hace muchos años, el mismo día que comenzó a donar.

“Yo estaba en la cola para las extracciones, había mucha gente, y preguntaron quién tenía el grupo O negativo, yo no sabía el mío, y como a las 10 de la mañana que me tocó, enseguida llamaron para el hospital, pero la paciente había fallecido. Si hubiera donado más temprano…”.

Así es este hombre, humano al extremo, pero que también recuerda con alegría al recién nacido que salvó con su sangre.

“Otra vez me fueron a buscar a las nueve de la noche, fue en 1995. Esta vez era para un niñito de Guane que nació en esta misma Maternidad; en el parto la mamá se murió y se dio un conflicto sanguíneo y había que cambiar la sangre al bebé.

“Hacía falta un donante que no fumara ni tomara. Cada dos hora le sacaban una jeringuilla de sangre al niño y le ponían una mía, el bebé se salvó”.

Testimonios como el de Darío mantienen vivas la fe en el mejoramiento humano, en la vida futura y en la utilidad de la virtud, de que habló Martí en su dedicatoria del Ismaelillo. Donar sangre es un acto de exquisito altruismo, dos palabras grandilocuentes, pero que ni de cerca logran abarcar semánticamente lo que significa salvar una vida.

La enfermera Dora María González opina que los donantes son personas muy humanitarias,  que asisten dispuestas, con tremenda alegría y sin miedo. “Ellos saben que están salvando una vida”.La enfermera Dora María González opina que los donantes son personas muy humanitarias, que asisten dispuestas, con tremenda alegría y sin miedo. “Ellos saben que están salvando una vida”.

Donaciones de sangre en Pinar del Río.Donaciones de sangre en Pinar del Río.

Sobre el Autor

Ana María Sabat González

Ana María Sabat González

Licenciada en Español y Literatura, periodista de Guerrillero. Ha sido profesora de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca. Se dedica al periodismo desde el año 1996 y aborda en sus trabajos diferentes temáticas sociales y políticas.

Comentarios   

Osniel
0 # Felicidades para mis colegas.Osniel 14-06-2018 23:00
Saludos. Mi nombre es Osniel y junto a mi esposa Moraima también formamos parte de ese colectivo, pero en el momento de las fotos nos encontrábamos trabajando en la periferia en una donación. Nos sentimos muy orgullosos de pertenecer a ese colectivo y desempeñar una labor tan humana. Muchas felicidades para nuestras colega, estamos muy orgullosos de trabajar con un colectivo tan unido y consagrado a una tarea tan noble como es salvar vidas humanas. Muchas felicidades también para los donantes de sangre, que hoy día 14 de junio celebran el día del donante de sangre y son los principales protagonistas.
Muchas gracias Lic. Ana María por publicar este trabajo sobre nuestra labor.
Responder

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero