Actualizado 24 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Samuel, gente común

Samuel, junto a la Coccothrinax Critina o palma petate

Samuel, junto a la Coccothrinax Critina o palma petate. / Fotos: Jaliosky Ajete Rabeiro

“No hacen falta alas / para hacer un sueño / basta con las manos / basta con el pecho / basta con las piernas / y con el empeño…”. Silvio Rodríguez

No tiene un nombre rimbombante ni hace alarde de riquezas, más bien su patronímico está relacionado con la bondad del ser humano y la honradez más sensata que pueda uno encontrar. Según el origen hebreo se trata de alguien escuchado por Dios, y creo que sí, que Samuel tiene una especie de pacto simbólico, porque logra con sus manos tanto con tan poco.

Su casa es sencilla, no abundan los adornos, tiene lo básico y elemental para vivir, aunque le escasea el agua y se lamenta porque no le llegó el cambio de refrigerador durante la Revolución Energética.

Las paredes están prácticamente cubiertas de libros, que a decir verdad, pueden ser los mejores objetos si de decorar se trata. Portarretratos con  fotos de sus hermanos y de él cuando pequeño terminan por adornar su morada. Se enorgullece cuando muestra la piececita de ropa con que su mamá lo sacó de Maternidad hace 56 años. Los ojos le brillan, es alguien de detalles sencillos.

Dos mapas actualizados: uno con la nueva división política administrativa de Cuba y un mapamundi del orbe que hoy habitamos, forman parte de sus mayores reliquias, en tanto es un amante de la geografía.

A ella llega como a todo el conocimiento que tiene –que no es poco– de forma autodidacta. No posee grado universitario, pero en cambio una inmensa sapiencia le acompaña y en cada parlamento queda la imagen de que estamos ante un experto.

Lo que más ama son sus plantas, el patio rodeado por todos los costados de las diversas especies. Lo mismo un cactus, que un ficus, que una begonia, que una palmera. Tantas y tantas variedades llegan a encantar al visitante osado de Guerrillero, que convocado por un amigo común  –Argelio Valdés– asoma en una tarde de jueves a su puerta.

Y es que Samuel Cabrera es una persona de este pueblo, no tiene nada más que los 33 años de trabajo en el vivero del Micons, el cual una vez desactivado lo dejó sin su mejor y mayor fuente de ingreso. Aún le duele el corazón por el hecho, pero no se siente abatido.

En sus pequeñas tierras levanta una especie de paraíso verde que bien pudiera servir como plataforma para un proyecto medioambiental, en tanto allí los niños de las escuelas cercanas, radicadas en los primeros kilómetros de la carretera a Viñales, pueden encontrar  respuestas a muchas de sus preguntas; también podrán constatar in situ la presencia de plantas exóticas y de otras endémicas que no siempre están al alcance de la vista.

En la zona conocida por “La bloquera” del cuatro de Viñales –en alusión a una antigua fábrica de bloques–, alguien que pudiera parecer un ermitaño, tiene acumulado un enorme caudal de conocimientos, que la botánica, la agronomía como ciencia seguramente agradecen. Existe en Samuel un deseo tremendo de compartir  su sabiduría, de continuar haciendo algo provechoso, de ser útil a los demás.

Ha sido capaz de escribir manuales sobre la siembra y el cuidado de las plantas ornamentales; sobre las enfermedades que pueden ser tratadas con medicina verde, entre otros temas que le apasionan y a los cuales les dedica sus solitarias noches.

Confiesa tener libros desde que está en cuarto grado, y es diversa la literatura que posee, perfectamente organizada por temáticas. Apasionado de la obra martiana, también adora las culturas antiguas y la narrativa. No escapan a nuestros ojos ejemplares de la Biblia, el Corán, diccionarios de varios idiomas, textos de Medicina, poesía de Dulce María Loynaz, en fin… una biblioteca casera que puede tener su utilidad en la comunidad, si tenemos en cuenta que allí, en ese sitio, que por cierto está  bien cerca de la ciudad capital, no llega el periódico, no hay quioscos para vender revistas ni otra literatura, y es un lamento reiterado.

Samuel concentra en su pequeño mundo algunas virtudes que bien aprovechadas harían mejor la vida para él y para muchos coterráneos. Sería bueno poner la mirada sobre este hombre, que es gente común.

Foto 1 Peperomia meloncitoConocida normalmente como Peperomia meloncito o meloncito de jardín, es una planta ornamental, que se cultiva mucho a nivel mundial por la belleza de que dispone y la coloración hermosa que tiene. Sus hojas son muy parecidas a un melón, de ahí la similitud en el nombre. Es originaria de regiones tropicales de América y en Cuba suele abundar en los jardines, portales, balcones como planta decorativa.

Foto 2 Granada enanaTambién es conocida como granadina, sus flores naranjas o rojas suelen dar tonalidades hermosas a los jardínes, sus frutos- en su versión más grande- son sabrosos y tienen determinadas características y propiedades para la salud humana, pues su efecto antioxidante está demostrado.

Foto 3 Abrojo Es un tipo de abrojo, que crece en las zonas desiertas, pero que Samuel ha logrado en su patio, que tiene flores y también fruto.

Foto 4 Syca revolutaEs una planta endémica de Japón, que se adapta muy bien al clima nuestro y aunque escasea en algunos terrenos en las zonas de montañas se puede apreciar, tiene alta toxicidad tanto para los humanos como para los animales, pero suele emplearse en los jardines como decoración, pues su sombra es muy necesaria.

Foto 5 Limoncito enanoPor su reducido tamaño se utiliza en las casas para decorar interiores, casi similar a los bonsáis, tiene hojas perennes y se disfruta de él todo el año, así como de la fragancia de sus frutillos que suelen ser muy pequeñitos, y suelen nacer muchas veces al calor de la luz.

Foto 6 Otro tipo de cactusOtro tipo de cactus.

Foto 7 Corona de CristoSe conoce también como La Euphorbia mili, es endémica de Madagascar, pero hoy se encuentra en muchos países y Cuba es uno de ellos, en los últimos años jardines, viveros, patios ornamentales se han dotado de esta planta que suele ser muy cautivadora. Requiere pocos cuidados.

Foto 8 DilleniaCuando Samuel nos mostró el fruto, nos quedamos con la boca abierta, un coco diferente ante nuestros ojos. Se trata de la Dillenia Indica L, conocido como coco africano y mangana de elefante. Según supo Guerrillero, es una planta que resulta exclusividad de la flora de Topes de Collantes. Tiene propiedades medicinales, y en Sancti Spíritus se elabora un sirope que se empela en la elaboración de cocteles, entre otras infusiones.

Foto 9 Pritchardia En este caso que mostramos es un tipo de pritchardia, palmera que suele ser oriunda de Tonga, puede alcanzar tamaño de hasta 15 metros y un gran follaje, sus hojas o pencas tienen diversas utilidades para el hombre.

Foto 10 Cactus o plantas suculentasA las personas generalmente les gustan este tipo de plantas, que suelen ser fáciles de cultivar y mantener, pues son resistentes a la sequía y no requieren mucha luz. Aunque su origen está en terrenos desérticos, también en Cuba y en Pinar del Río, es muy común ver diversas variedades de cactus.

Foto 11 Fruto del abrojoFruto del Abrojo

Foto 12 AnturioAnturio, es una planta de interior, que se emplea mucho para decorar. Nosotros los cubanos la llegamos a conocer como la Flor de Jorge Tadeo, por una novela brasileña en la cual aparecía la misma. Según reconocen los especialistas lo más llamativo de ella es su inflorescencia muy vistosa y los tonos verdes acentuados que posee.

Foto 8 Flor de Marmol Rosa AlabastroFlor de Mármol o Rosa de Alabastro

Sobre el Autor

Daima Cardoso Valdés

Daima Cardoso Valdés

Licenciada en Derecho en la Universidad de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero