Actualizado 25 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Las mascotas de Manuel Reinerio

Manuel Reinerio Meléndez Laza también integra hace tres años la Asociación Culinaria / Foto: Januar Valdés Barrios

Manuel Reinerio Meléndez Laza también integra hace tres años la Asociación Culinaria / Foto: Januar Valdés Barrios

En el patio de su hogar en la cabecera municipal de Mantua, Manuel Reinerio Meléndez Laza tiene tres filas de jaulas con conejos, junto a patos, gallinas y cerdos.

Aunque trabajó durante 33 años en el sector de Educación, 11 en el Citma y cinco en Flora y Fauna, la cunicultura es una de sus ocupaciones actuales al retornar a su casa luego de la jubilación; y con ello contribuye al rescate de las tradiciones del campesinado y a promover la agricultura urbana. Su primera afición fue por las aves, fundamentalmente las antes mencionadas, además del cerdo para el consumo familiar y nada destinado a la comercialización. Quizás porque fue biólogo de estudio se considera amante de la naturaleza y de todo lo relacionado con la vida. Entusiasmado por los pequeños y atractivos animales de orejas largas, que muchos quisieran tener como mascota, pero desconocen cómo criarlos, Manuel inició la reproducción de ellos que le reportan, sobre todo, satisfacción, amor y beneficios al territorio. “Tengo un convenio con el Estado de entrega de masa viva cada cierto tiempo, y por cada kilogramo me venden cinco de pienso. “Todo es muy rústico, estoy empezando. Sin experiencia busqué información en libros, consulté con otros productores de más años en esta actividad y al final fui compensando el desconocimiento con la información adquirida. “Actualmente tengo 70 conejos, de ellos 55 son gazapos y el resto adultos, entre reproductoras y sementales. Aspiro a incrementar la cría. Ya comercialicé 20, los cuales me dieron un ingreso y una boleta para comprar el pienso. En marzo haré otra entrega”, afirmó Manuel. ***

Conejo mascota Estos animales, con un cuerpo cubierto de un pelaje espeso y lanudo, son mamíferos muy primitivos que pertenecen al orden lagomorfos y viven entre ocho y 12 años aproximadamente. Las razas más comunes miden, a excepción de las formas gigantes, de 15 a 30 centímetros. Según el productor independiente, el conejo es un animal muy sensible, lleva cuidados, se estresa con facilidad y el sistema digestivo es complejo. Por ello las comidas son digeribles y no deben cambiar bruscamente. “Comen de 28 a 30 veces en el día; en los comederos siempre se aloja el alimento y durante el manejo de ellos hay que tener mucho cuidado porque pueden sufrir algún golpe por un susto. Son de origen salvaje y al tenerlos en cautiverio reaccionan de esa forma”, acotó. Amplio es el conocimiento de Manuel Reinerio acerca de la reproducción de la coneja. Cuenta que cada dos meses se reproduce, y tanto el ciclo de preñez como de la lactancia es alrededor de un mes. “La leche es muy pura, más que la de la rata, la yegua, la vaca y la de la mujer, debido a ello el ciclo es corto y evolucionan muy rápido los gazapos, aunque se les da un margen de 45 días para que no sientan tan fuerte la separación de la madre, la cual debe ser gradual. “La coneja 30 horas antes del parto empieza a desgarrarse la lana con los dientes y organiza el nido; es algo extraordinario, lindo... ella instintivamente crea las condiciones mínimas para cuando salgan los gazapos desnudos. Luego los limpia, los coloca en el nido, los cubre y los vigila constantemente. El parto no excede los cinco minutos sin importar la cantidad. Hay que tenerle abundante comida y agua en ese momento”, narró. “El productor debe estar pendiente a ese proceso, pues puede haber uno muerto”, continuó la conversación mientras señalaba un ejemplo de nacimiento. “Hay que separarlo ya que vienen las hormigas y también hay que limpiar la sangraza del posparto porque llama la atención del ratón capaz de contaminar a los bebés con su orina. “De 13 a 15 días amamantan y luego comienzan a comer forrajes, alguna hierba que esté suave. Más adelante algún sólido, pienso mezclado y a los 30 días el conejito está en condiciones de independizarse”. *** La cunicultura es una actividad de mucha dedicación y ha dotado a Manuel de una vasta sabiduría al respecto. En su morada lo mismo encuentras un semental joven de raza Pardo cubano, creada en nuestro país, rústico, resistente a las enfermedades y capaz de sobrevivir en condiciones de alimentación muy desfavorables, que un californiano de capa color blanco excepto el hocico, orejas, patas y cola que son negras. Además, tiene el conejo negro y el Mariposa francés, este último con manchas negras en el lomo en forma de raya; un círculo alrededor de los ojos y una sombra en la nariz similar a una mariposa. Las orejas son negras. “Me gusta, disfruto y me siento bien con lo que hago”, confesó el productor.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero