Logo

En el nuevo capítulo de Pinar del Río

Nuevos Servicios en Pinar

Foto: Carlos Bauta

Los músicos no se presentan por primera vez como estrellas y los árboles no nacen con frutas. Poco a poco, nota a nota, centímetro a centímetro. Así madura también la capital pinareña, una ciudad imputada por sus naturales y visitantes, como aburrida y totalmente diurna. “No más”, dice ahora.

Diversos negocios emergen en las principales arterias del centro urbano. Con extensión de horarios, variedad de ofertas y proyecciones estilizadas; numerosos espacios, antes ociosos o deteriorados, son administrados ahora por personas que comprenden la importancia de combinar los servicios y la imagen en un concepto único. Se les llama cuentapropistas, particulares, titulares, emprendedores... El término para los pinareños poco importa. Lo que llama la atención del cliente es el cambio, las fachadas, los síntomas de progreso. Desde que la Empresa de Servicios personales, técnicos y del hogar divulgó la noticia de los locales disponibles para el arrendamiento al privado, aclaró las condiciones para ello. El interesado debía presentar un proyecto que contemplara una actividad atractiva y que se extendiera a horas nocturnas. Muchas fueron las propuestas y al final solo unos cuantos lograron la aprobación para desarrollar sus empresas. Guerrillero quiso conocer las particularidades de los nacientes negocios, las motivaciones de algunos responsables y las opiniones de los receptores. SUBIENDO MARTÍ

“¿Por qué Más diez? Porque pretendemos tener en la carta más de 10 platos con pollo, abrimos a las 10 de la mañana por más de 10 horas al día y nuestros clientes tienen más de 10 razones para venir aquí”, aclara Aliesky Rodríguez Lezcano, titular de la cafetería que ocupa el local donde se encontraba el Centro de gestión contable. Hace unos meses, Aliesky supo por medio de este semanario sobre los espacios disponibles. Poseía en ese entonces una cafetería de alimentos ligeros en la calzada de La Coloma, un lugar de paso pero no tan céntrico como el actual. “Al inicio pensé en hacer algo más pequeño pero después se fue perfeccionando. La propuesta es esto que tenemos hoy: vender comida especializada en pollo. Presenté el proyecto y les gustó. La etapa constructiva duró unos seis meses para poder dejar el local en óptimas condiciones”, agrega el joven de 31 años. Paredes, sanitarios, techo y mobiliario nuevos. 26 capacidades para degustar opciones desde espaguetis hasta platos con cerdo. Con los precios típicos del cuentapropismo, carente de un mercado mayorista y, a pesar de ello, gran diversidad. Más diez deviene una de las extensiones de la gastronomía en la provincia. El lugar no cumple aún un mes de abierto y ya las personas hacen cola para entrar. “Me gusta la dinámica de las cosas, como funcionan. Increíblemente hay personas que a las 10:00 am cuando abro ya quieren almorzar”, agregó el también licenciado en Economía. La sed por lo novedoso, la curiosidad por lo atrevido y la necesidad de complacer al paladar garantizan y hasta crean clientes. Más allá de la alimentación, las personas también buscan complementar sus opciones en otros tipos de servicios. Conformar el interior de un hogar es una mezcla entre emociones y estilos. En Pinar del Río la búsqueda de ornamentación se reduce a las ventas de artesanos en los puntos determinados para su comercio y a las opciones, generalmente de mal gusto, de las tiendas recaudadoras de divisa. Desde enero, el trabajo con material reciclado en Trazos, proporciona un sitio para la adquisición de decoración con estilo único, más contemporáneo, que juega con lo artístico. “Eso es lo que nos diferencia de otra tienda de artesanía. Incluso el mobiliario de aquí es con material reciclado. Trabajamos mucho el metal, la chatarra, el hilo y el barro. Algo diferente a lo que hay en la ciudad”, afirma José L. Valdés Betancourt, uno de los dos titulares de la tienda. Valdés Betancourt junto a otro par de arquitectos, figuran en el equipo encargado de obras importantes por el advenimiento del 150 aniversario de la ciudad. Entre ellas los dos tramos de la calle real, los parques Roberto Amarán, Antonio Guiteras e Independencia, entre otros. “Después de varios convenios con Comunales, la Empresa de servicios, Cultura, nos enteramos sobre las licitaciones y decidimos vincular esta tienda de artículos a lo que estábamos haciendo. Ambas cosas se complementan porque diseñamos tanto exteriores como interiores; desde una vivienda, un negocio o un centro de trabajo y tratamos de insertar algunas de las cosas que tenemos aquí”, comenta el arquitecto. Para ornamentar también están las flores. Ahora se acercan a la calle principal de la provincia con Olga Lidia Roque Corrales. Antes vendía en el parque Colón, al aire libre y con la incomodidad que le agrega estar en un espacio público. Antes también, no existía espacio disponible para comercializar sus productos. La titular de la floristería que se prepara al lado del Correo confiesa que pretende terminar su área de venta en este mes. “Vamos a vender todo tipo de flores; las rosas fundamentalmente y los gladiolos, girasoles, todas las que estén a nuestro alcance. El servicio es desde una flor sola hasta composiciones florales y fantasías; todo lo que puede llevar un arreglo incluso peluches y bombones. En cuanto tengamos el teléfono se puede además brindar un servicio a domicilio. “Los precios son los mismos que en otros lugares, aunque con algunas composiciones puede aumentar. Soy productora, tengo mi patio parcela, pero para las rosas voy a La Habana dos veces a la semana” expresa Roque Corrales. EN OTRAS LATITUDES

Las ambiciones de la Empresa de servicios en la ciudad se evidencian en otros lugares como la barbería Pinarte, que sus tres barberos trabajan hoy con mejores condiciones. Asimismo, la relojería Victoria de Girón exhibe otra imagen. Cedieron una parte para ser arrendada por la publicitaria Publi Grand, la cual se ocupó de las reparaciones generales. María A. Loaces Río, en sus 25 años de trabajo en la relojería reconoce la comodidad del lugar. Victoria de Girón fue una de las primeras entidades en entrar al sistema del nuevo modelo de gestión, transformación que se tradujo en mejoras económicas para los trabajadores y en la asistencia. Otras áreas de las licitadas transcurren por un período de creación para la multiplicidad que requieren los pinareños. “Tenemos aulas de capacitación y se dan entrenamientos. Cuando se puede contribuir con ellos en algún nivel de recursos se hace porque estas unidades siguen siendo del estado; pero queremos que se transformen y mejoren. Al final, tanto los arrendados como el servicio estatal tienen que lograr un equilibrio en las prestaciones”, enfatiza Roberto Machado Hernández, director de Desarrollo de la Empresa de servicios personales, técnicos y del hogar. DICEN QUE...

Tan diversas como las huellas digitales se presentan, expresan y hasta gritan las opiniones sobre los cambios. Una mirada hacia la gente de afuera, los no gestores, los que no administran; pero que en fin son los beneficiados o afectados, puede dar una visión sobre lo hecho hasta ahora. “Le aporta más vida a la ciudad, aunque después de tantos años con un comercio tan empobrecido, tiene que pasar un tiempo para que las personas adquieran el hábito de salir a pasar un rato agradable fuera de la casa” (Pedro Hernández Veloz). “He visitado algunos locales de la Calle Martí y me parecen bien. Hace falta que las ofertas se mantengan con calidad e higiene. En los estatales los precios están accesibles para la población con un poder adquisitivo medio y en los particulares son más elevados, pero a diferencia de años anteriores hay para escoger” (Leonor Sánchez Lemus). “Espero que se sigan ampliando los establecimientos para el disfrute de los pinareños y que se extiendan a otras áreas de la ciudad, no solo restringirlos a la calle principal” (José Raúl López Cruz). “Particularmente me parece que hace falta un lugar para el consumo de un producto especializados como de diversos tipos de café o dulces, por ejemplo” (Yadian Santisteban León). “Espero que las ofertas se mantengan y que no se inauguren solo con el objetivo de cumplir con una fecha o para celebrar un aniversario. He pasado por algunos lugares donde la venta y los servicios son inconsistentes. No es solo abrir, sino mantener las ofertas” (Angélica Rodríguez Quintana). “Esa calle real estaba deprimente. Creo que el cambio ha sido para bien. Me parece que ahora hay que llegar a los tragantes porque cuando llueve uno casi se va por ahí. También el antiguo Fruticuba necesita un arreglo porque esa esquina está muy fea” (Caridad M. Fajardo Barrera). Nuevos Servicios en PinarFoto: Carlos Bauta Servicios en PinarFoto: Carlos Bauta Nuevos Servicios en PinarFoto: Carlos Bauta nuevos servicios en pinarFoto: Carlos Bauta

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Más artículos de este autor

Guerrillero © Todos los derechos reservados.