Pinar del Río siempre verde

0 156

El fomento de los bosques en Pinar del Río creció en 2 884 hectáreas el pasado año y eso permite que el área cubierta total ascienda a 403 741 hectáreas, con un índice de boscosidad que cubre un 47,45 por ciento en los 11 municipios.

La Comisión Provincial del Sistema de Reforestación en su resumen anual calificó de favorable las tareas y resultados de ese lapso, aun teniendo en cuenta los problemas objetivos que enfrentaron por la extensa sequía que atrasó el inicio de las plantaciones y por los déficits de combustible.

En los indicadores solo cinco objetivos quedaron por debajo: semillas procesadas, preparación de tierras, plantaciones por hectáreas, mantenimiento a las mismas y tratamientos silviculturales. Por otro lado, siete superaron las expectativas, incluso, cuatro tuvieron elevados cumplimientos, entre los que figuran manejo de regeneración natural al 140 por ciento, defensa al 124 y faja hidrorreguladora al 120.

De cara al 2020 los siete viveros tradicionales brindan respuesta a la producción de posturas y en los inventarios de semillas hasta ahora solo tienen limitación en las coníferas.

Vueltabajo el pasado año reforestó casi cinco hectáreas en el tramo de la Autopista Nacional; mientras, la cuenca hidrográfica de interés nacional Cuyaguateje, cerró al 71,4 por ciento de cobertura forestal. Esta última es una labor compleja porque compromete a los municipios de Minas de Matahambre, Viñales, Guane y Sandino, por donde serpentea el caudaloso río, el más importante de la región occidental del país.

En cuanto a los incendios, enemigo principal de los bosques, la provincia registró en el 2019 un total de 84, que dañaron 411,7 hectáreas.

Para minimizar los mismos y trabajar directamente con el ser humano, muchas veces causante de los incendios, el territorio desarrolló 2 087 operativos propios, 204 cooperados, 131 apercibimientos a cazadores furtivos reincidentes. Se realizaron 1 140 patrullajes, 225 inspecciones y cinco ejercicios integrales de montaña y frontera.

En el área de Mil Cumbres continúa manifestándose la extracción de maderas preciosas con incidencia de ciudadanos de la provincia de Artemisa, sobre lo cual las autoridades trabajan.