Pinar del Río estable en el momento

La provincia pinareña se muestra estable en los últimos días y hoy, 30 de abril, no se detectan nuevos enfermos y la estadística se mantiene en 50, de ellos solo 23 bajo ingreso hospitalario y comportamiento favorable para todos.

El número de personas en aislamiento ha descendido y son ahora 116, de ellos 48 por contactos y 45 sospechosos.

En la pesquisa hasta ayer contemplaba 203 585 personas y a la consulta de IRA acudieron 203 y solo fue ingresado uno.

En el día 51 de la pandemia en la provincia se registran 27 altas clínica, que se subdividen en 13 de Consolación del Sur, 12 de Pinar del Río y dos de Viñales. Además de 15 altas epidemiológicas que son dos de Viñales, 14 de Pinar del Río y 13 de Consolación del Sur. Por lo anterior en régimen hospitalario están los de Guane y San Luis.

La provincia en el curso de los días ha realizado 4 971 pruebas rápidas y 2 405 PCR, equivalente a los 50 confirmados y el porcentaje es de 2,0 por ciento.

En la población ha despertado interés los conceptos de los test que se está realizando para diagnosticar el coronavirus, y especialmente el PCR que en su sigla en inglés significa Reacción en Cadena de Polimerasa. Es una prueba que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno, para conocer si una persona está enferma o no con el coronavirus.

Además se usan otros test más rápidos y sencillos. La diferencia es que el PCR puede demorar varias horas, pero hay pruebas de 10-15 minutos, pero deben cotejase para decidir que el paciente no está infestado.

Aunque el éxito depende de la coincidencia y suma de factores, incluso los imprevistos ajenos al humano, no hay dudas de que las medidas orientadas, aplicadas y bien controladas le dan a la provincia una garantía para enfrentar la pandemia.

No es casual que el número de casos se haya mantenido en un espacio aceptable, a pesar de la proximidad de Pinar del Río a otras provincias con cifras numerosas, pero de no haber sido los eventos locales de propagación en Consolación del Sur y Guane, hoy el saldo sería ejemplar.

Pero la población debe mantener cordura y contribuir en la medida de sus posibilidades, quizás con mayor vehemencia que la actual, porque quien visite las calles pinareñas hoy, último día de abril, constatará que hay demasiados caminantes.

En realidad hay una necesidad inducida, la mayoría están en numerosas colas, pero alrededor hay mucha otra población flotante, que lejos de ayudar perjudica y los números de la estadística no son estables. Lo que está bien ahora, puede no serlo mañana.