Pinar continúa con 21 casos activos de Covid19, uno de ellos grave

Pinar del Río continúa hoy sábado 25 de abril, con 21 enfermos por Covid-19 hospitalizados y la paciente de 59 años confirmada ayer, de El Corojo en  San Luis, entró en estado grave y se encuentra en cuidados intensivos del Hospital Provincial Docente León Cuervo Rubio.

En la provincia hay 271 personas en aislamiento para su observación, de ellos 178 por contactos conocidos y 72 sospechosos. El número de confirmados se mantiene en 46, de los cuales 21 permanecen en seguimiento hospitalario (20 evolucionan favorablemente hasta el momento).

Para la estadística general hay 25 altas clínicas y nueve epidemiológicas. Se les llama altas epidemiológicas, cuando los pacientes después de egresados pasaron otros 14 días bajo seguimiento médico hogareño y no muestran síntomas.

Ayer acudieron 260 personas a la consulta evaluadora de las infecciones respiratorias en todos los municipios y tres casos fueron notificados para ingreso y observación.

El pesquisaje masivo incluyó este viernes a 192 272 ciudadanos. Cuando se reciba la visita de los estudiantes de Medicina debemos comunicarle, si presentamos síntomas como tos, fiebre, enrojecimiento de los ojos, falta de aire, decaimiento físico u otra dolencia; lo adecuado en esos casos es acudir rápidamente al médico.

A pesar del incremento de la complejidad para la provincia, al tener casos confirmados en el 55 por ciento de los municipios: Pinar del Río, Viñales, Consolación del Sur, Guane y San Luis, todavía –al menos- en su capital se observan comportamientos inadecuados de algunos ciudadanos.

Quizás en las calles principales no sea tan notable, pero en los barrios y repartos algunos transitan sin el nasobuco o con él solo colgado del cuello; pequeñas agrupaciones callejeras de conversadores;  dos personas montadas en una moto y vehículos nocturnos a pesar de la inmovilidad declarada entre ocho de la noche y seis de la mañana.  

Sobran las indicaciones, medidas y orientaciones de cómo evitar la propagación de la enfermedad, ahora deben responder en correspondencia los ciudadanos, principales víctimas de la pandemia.