Pese a todo contratiempo hay buen tabaco en Pinar del Río, dice veguero

La actual campaña de tabaco desde sus inicios afrontó contratiempos, desafiados con voluntad y consagración y hoy por hoy en Pinar del Río se puede hablar de una buena cosecha y el optimismo prevalece en cada uno de los productores, aseguró Tomás Vega, experimentado veguero.

Trump apretó más el cerco, lo cual creó la crisis con el combustible y nosotros entonces multiplicamos las yuntas de bueyes, el esfuerzo, la atención a las plantaciones, acompañados por el buen clima en una parte del tiempo y después comenzamos a padecer la sequía, pero siempre el guajiro busca alternativas, hasta para protegernos contra el nuevo coronavirus, acotó.

Y por otro lado me siento animado porque algo me dice que en esta semana nos sorprenderá un buen chaparrón, comentó sonriente el agricultor de San Luís, municipalidad integrante del llamado macizo tabacalero.

Yo sembré en dos momentos de forma escalonada, ya concluí la recogida de la primera plantación, y por el buen secado de las hojas resguardadas en la casa de cura y la lozanía del que queda en el surco, puedo augurar buena calidad y rendimiento, dijo entusiasmado este hombre sencillo, en varias ocasiones seleccionado mejor productor del municipio, reconocido por muchos por la cuna del tabaco en el país.

Virginio Morales Novo, especialista agrícola del grupo TABACUBA, refirió a la ACN, su buena apreciación de la contienda, en la cual ya hay recolectados con cierre 10 de abril, 19 millones 670 mil cujes de tabaco y para la presente decena el estimado es de alrededor de dos millones 59 mil.

Precisó que restan en los campos más de cinco mil 800 hectáreas (ha) por cosechar, lo cual significa que las faenas se mantendrán hasta entrado el mes de mayo.

Confirmó que avanza el acopio y también el beneficio en las 107 escogidas y 12 micro-escogidas activadas en el territorio, donde resultan prioridad las medidas preventivas contra la COVID-19, y a la par progresa la construcción de aposentos, con 491 terminados, 865 en diferentes fases de edificación, mientras los reparados se acercan a los mil 800.

Los pinareños desarrollan además el proceso de contratación con miras a la próxima campaña tabacalera; 17 mil 365 ha ya están pactadas con los cosecheros y prosiguen la labor, toda vez que el plan para la venidera etapa ascenderá a 19 mil 769 ha y 19 mil 304 toneladas de tabaco.

La provincia mayor productora de la solanácea en la nación plantó esta vez 18 mil 113,7 hectáreas, de ellas cosechables 17 mil 772, pues por diferentes causas se reportaron pérdidas, como la lluvia en un primer momento, enfermedades y la sequía.

Pinar del Río garantiza a la industria del torcido en Cuba la totalidad de los capotes, tripas y volúmenes de las llamadas capas exportables, hojas que revisten a los afamados habanos.