Percepción de riesgo: asignatura pendiente

Lograr en los pinareños la imprescindible percepción del riesgo que representa la presencia del nuevo coronavirus Covid-19 fue señalado como el reto mayor a vencer en la actualidad, durante una sesión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), activado desde este martes.

Al respecto, Julio César Rodríguez Pimentel, presidente del CDP, señaló que todavía no hay la suficiente apreciación en una parte de la población del peligro que entraña la transmisión de la enfermedad, por lo que hay que insistir en la autoprotección, consistente en permanecer en las casas el mayor tiempo posible, y si por una imperiosa necesidad alguien precisa salir a la calle hacerlo con el nasobuco puesto, para así no poner en riesgo su salud o la de los demás.

Insistió en que este es el momento en que las organizaciones de masas tienen que hacer todo lo necesario para que cada pinareño interiorice que solo cuidándose y cuidando a los demás se logrará detener el creciente número de casos infectados con el SARS CoV-2 que reporta el país, de los que había tres residentes en la provincia, al cierre de esta información.

Indicó a los dirigentes de la CTC, los CDR, la FMC y la ANAP llevar hasta la base de sus organizaciones la alerta para que cada residente en Vueltabajo se proteja adecuadamente.

La Empresa Provincial de Industrias Locales Varias ha confeccionado más de 100 000 nasobucos, pero son insuficientes para cubrir todo lo que necesita la población y los organismos priorizados, por lo que Rodríguez Pimentel llamó a motivar en cada familia la fabricación de los mismos, para lo que será decisiva la participación activa de las organizaciones de masas, en especial la de la Federación de Mujeres Cubanas.

Dirigentes del PCC y el Gobierno en Pinar del Río

Dijo el también integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, que en todos los centros de servicios los empleados tienen que usar el nasobuco y que el cumplimiento estricto de esta disposición es responsabilidad de cada administración.

Además es tarea de los administradores la organización de las colas en todos los lugares, a fin de eliminar las aglomeraciones de público que constituyen una gran posibilidad para contagiarse.

Algo pendiente, según se constató en visitas a diversos lugares y por las inquietudes de la población, es la desconcentración de las ventas de alimentos y otros productos de primera necesidad. Por ello, se indicó descentralizar las ventas de esos artículos en todas las unidades expendedoras, incluidas las llamadas recaudadoras de divisa.  

El doctor Ariel Godoy del Llano, director provincial de Salud, informó que hasta ayer en Pinar del Río 109 personas estaban bajo seguimiento; 78 eran sospechosas de tener en su cuerpo la Covid-19; 28 contactos se encontraban aislados; y se realizaron el miércoles 101 842 pesquisas en las que se detectaron 2 162 infecciones respiratorias agudas y de ellas 10 casos se ingresaron por sospecha del COVID-19.

Como medida preventiva para posibles nuevos casos y aislamientos, se ha procedido durante toda la semana a preparar condiciones en varios centros hospitalarios y en hoteles.

Se indicó que la venta de hipoclorito se lleve hasta los asentamientos poblacionales, a fin de evitar el trasiego de personas en busca de ese indispensable desinfectante.

En cuanto al transporte, el CPD decidió, entre otras medidas, limitar las salidas de ómnibus en el servicio interurbano y rural solo al primer y último viaje y cerrar los puntos de embarque.

Las guaguas urbanas transitarán solo con los pasajeros sentados, y los coches tirados por caballos con la mitad de sus capacidades.

Además, se exigirá el uso de nasobucos a los conductores, a los porteros de las terminales y a los inspectores populares.