Actualizado 17 / 10 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
30ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Oficio de periodista

Quien ahora redacta estas líneas, convertida ya en profesional, nació en el mundo del periodismo, rodeada del olor a tinta, cuartillas emborronadas, escuchando el raro lenguaje de lead, noticias, objetividad.

Pero lamentablemente ese torrente de vocación no se adquiere por los poros, hace falta academia, profesores experimentados, tutores esperanzados y fuerza de voluntad, entre otras cosas.

La profesión periodística, en mi opinión, es un acto de extraordinaria vocación y se comienza a andar en la carrera luego de ser seducida por su atractivo. Pero esta aprendiz, en sus primeros pasos no se sentía afortunada: superaba en edad al resto del grupo, llevaba tiempo desvinculada del estudio y sus intereses, a decir verdad, eran muy diferentes, porque había adquirido ya cierta experiencia laboral.

La Universidad Hermanos Saíz, de Pinar del Río, iniciaba su primer curso de Periodismo, para el que tuvo que vencer un riguroso examen de aptitud; yo provenía del mundo laboral y había concluido el servicio social como técnica en Informática.

Progresivamente fue llegando la adaptación: el haber tenido responsabilidades desde los 18 años hacían pensar diferente, había una aparente madurez en la formación anterior y estaba redireccionando el futuro, no sin haber experimentado éxitos y errores. Incluso a mediados de la carrera se produjo un traslado a la Universidad de La Habana y lo que pudo haber pasado como un simple cambio, a la larga se tradujo en una increíble experiencia.

Las dificultades iniciales se hicieron más fuertes; la comunicación con gente más joven le permitió, a aquella estudiante pinareña algo asustada, entender su entorno; luego, los mayores- que a veces solo la superaban en escasos años- han iluminado parte del camino, porque el profesional tiene que aprender a volar solo, si tiene metas claras.

Hoy, el trabajo profesional que realiza un periodista o un estudiante de la carrera dista mucho de lo que se hacía en años anteriores. Las normas cambian, los profesores, los ideales, las técnicas de escritura, aparecen nuevos lenguajes, nuevos códigos y nuevas tecnologías.

Poco queda de aquellos s los que la prensa plana, el periódico en sí, atraiga y mantenga entre sus páginas. Cierto es que las nuevas tecnologías han acaparado toda la atención tanto del lector, como del televidente u oyente.

Todos estos cambios no implican a todos los periodistas, aun quedamos algunos a los que nos gusta todo ese mundo de redacciones, fechas límites, debates con fotógrafos, en fin, algunos a los que el periódico nos tiene enamorados.

Sobre el Autor

Mónica Brizuela Chirino

Mónica Brizuela Chirino

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero