Actualizado 25 / 05 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

24ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Profesión de vida

Hay oficios y profesiones que tienen horarios y jornadas laborales, otros llevan implícitos una dedicación absorbente, porque trascienden al ámbito personal y se adueñan de la vida, entre las últimas, está el periodismo.

Requiere de aptitudes y actitud, precisa el dominio de las palabras para hacerse entender, pero solo puede la sensibilidad convertir los vocablos en emoción y experiencia, no basta con saber escribir, hay que ver más allá de lo evidente, encontrar la luz entre la penumbra y la nuez bajo la hojarasca.

Con estudios y práctica se llega a dominar el oficio, incluso con destreza y eficacia, se yuxtaponen frases correctamente redactadas, dotadas de organicidad y otros dones que permiten la comprensión del mensaje; técnicamente es una profesión, sin embargo, es el amparo de la pasión que refulge. Y no importa cuánta teoría se domine sobre géneros, gramática y otros contenidos afines, es el periodismo un trabajo espiritual.

Lleva consigo la voluntad de servir, por y para el bien público, un compromiso tácito con la verdad, al margen de conveniencias personales y hasta colectivas. Implica diversidad, tolerancia y aceptación; sentido común para saber cuál es el momento de convertir su voz en la de otros y cuando le corresponde acallar la propia para que se escuchen los juicios ajenos y facilite la comprensión social.

No pocas veces lleva la ingratitud e incomprensión como recompensa, cuartillas que pasan sin penas ni glorias y a las cuales se les puso el alma, por ello también debe el periodista tener una coraza masoquista, con la cual finja la admisión placentera, de esa cuota de dolor.

Es, además, el riesgo perenne de no ocultar el error y propiciar el escarnio público, algunos los hemos convertido en chistes referenciales, forma de solapar la vergüenza por el equívoco y el escrutinio personal.

Para los periodistas cubanos pesa además el rol que nuestros antecesores desempeñaron en diversos momentos, no es fortuito que sea justamente la fecha fundacional del periódico Patria, la escogida para homenajear el sector.

Y somos deudores de esa rebeldía cuestionadora y desafiante que supo desde las palabras acariciar los espíritus, hoy no son los diarios la principal fuente de información y muchas veces hasta el rumor, zancadilla la inmediatez.

Nos tientan: el oficialismo y el acomodamiento, mientras la realidad nos reta, a dejar los trillos marcados para adentrarnos en caminos vírgenes, donde dejar la huella de nuestro tiempo; la población nos exige y cuestiona, incluida la credibilidad, valor sagrado en el periodismo. No hay excusa para que exista la duda y quedarnos en el confort de la repetitividad, acomodados en el triunfalismo, tan engañoso como la más elaborada falacia.

Podríamos esgrimir razones valederas y defendibles, pero estamos llamados a transformar el panorama noticioso nacional, a convertirnos en referente y no a buscarlos, adueñarnos de las nuevas tecnologías y los espacios que ellas abren, pero en especial a ser un espejo confiable de la realidad que nos rodea, sin manías de grandeza o trascendencia individual, porque como dijera Martí: “... el escritor diario no puede pretender ser sublime”.

El periodismo es una mezcla de contrastes, cosas buenas y malas, una pasión perdurable que nos domina y aun cuando nos faltan los bríos y se afloja el ánimo, sin darnos cuenta volvemos frente a la cuartilla blanco, al goce de la escritura, buscando en cada recoveco los jirones de vida propia y ajena que sacaremos a la palestra pública.

Celebremos pues este 14 de marzo el Aniversario 125 de la fundación del periódico Patria y renovemos los votos profesionales, convencidos de que cada día es posible hacerlo mejor.

Felicidades colegas...

Sobre el Autor

Yolanda Molina Pérez

Yolanda Molina Pérez

Licenciada en Periodismo de la Universidad de Oriente.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero