Actualizado 11 / 12 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Martí tuvo dos Patria

José Martí tuvo dos Patria: el suelo que le dio una razón para vivir y el periódico fundado, para que esa vida no fuera una estéril permanencia sobre la tierra.

Los periodistas de hoy también tenemos dos Patria, la que inspiró al Apóstol, litigiada sin razón por los que siempre se la han querido adueñar y la publicación paradigmática – de igual nombre- que a diario debemos imitar, si aspiramos ser cada vez más humanos, sensibles y creíbles, para no incumplir con el Maestro.

En el Día de la Prensa cubana, - exactamente el 14 - debe venir a la memoria que si José Martí aconsejaba a los niños hacer cada día una buena acción, los trabajadores del sector no somos excepción, e igualmente hacer lo mismo, porque aunque no tengamos la posibilidad de deslumbrarnos ante un hecho como los menores, sí la obligación como adultos de evaluar los sucesos en sus justas dimensiones.

Ni hipérboles ni apócopes, demos la razón a quien la tiene; mostremos la objetividad en los análisis, defendamos las causas con principios, no sobredimensionemos por lo que la gente tiene, sino por lo que son y lo que valen.

Así debe ser el periodista que exigen nuestros tiempos, como nos enseñaron de que nada vale el dominio del lenguaje, las habilidades técnicas extraordinarias y la cultura desmedida para creernos sabios grandes, sino somos capaces de leer entre líneas, las necesidades de los públicos, que son las de los pueblos.

No por saber leer, escribir e interpretar se llega a periodista, hay razones cuasi genética que nos alinean por bandos: los que aman y fundan, los que odian y destruyen, y siempre debemos estar en el primero.

Hoy es la fecha, el momento de un parto luminoso que trajo a Patria al mundo, pero es también el día en que los trabajadores del sector nos reunimos para festejar por lo avanzado, a lamentarnos por haber sido insuficientes; para premiar a los sobresalen en su quehacer, para honrar los que marcharon al viaje sin retorno, y para proponernos traspasar los nuevos puentes, largos puentes que son la misma felicidad para todos los cubanos.

Razones que entorpecen el avance existen muchas, como también caminos heredados por los que debemos transitar, pero alguien que fue discípulo de José Martí los recorrió, y nos dejó abiertas las sendas para que nos vaya mejor.

Los males que aquejaron la república fueron combatidos, el enemigo de siempre aun muestra sus garras, y los periodistas tenemos en el pensamiento y la palabra, las mismas lanzas de San Jorge para descorazonar dragones; ¡no como el Quijote! para desandar entuertos contra molinos de viento, nuestros gigantes enemigos están bien definidos, se creen vigorosos y nos obligan a estar alertas, pero no importa el desvelo, porque otros nos van enseñando que cada cosa se hará sin pausa, pero sin prisa.

La fiesta de este año tendrá una dolorosa ausencia, una ausencia relativa, porque ese buen periodista continuará reflexionando, sus lectores seguidores lo serán por siempre y en el brindis por los éxitos, recordaremos su presencia.

Entonces no fue solo el Apóstol, todos los cubanos tenemos las dos Patria.

Sobre el Autor

Ramón Brizuela Roque

Ramón Brizuela Roque

Licenciado en Periodismo Universidad de La Habana 1977. Premio Provincial por la Obra de la vida, 2013.Fue redactor reportero en Juventud Rebelde y Trabajadores; colaborador asiduo en Radio Guamá y TelePinar.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero