Actualizado 21 / 07 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
35ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Deseos para nuevo año

Siempre que acaba un año y comienza otro es imposible dejar de pensar en propósitos y metas. Algunos dirían que dejar de fumar, concluir la construcción de la vivienda, renovar la dinámica de pareja, o simplemente, retomar viejas amistades.

Hoy, a 60 años del triunfo de nuestra Revolución, comenzando una nueva etapa socialista, me gustaría pensar en objetivos de otro tipo. Quiero emprender el año con nuevos bríos, y, no lo voy a negar, me gustaría que mis colegas y vecinos de toda la isla asieran mi iniciativa.

Primeramente, reflexionaría sobre los errores cometidos durante el año que recién dejamos atrás, solo con el objetivo de no volver a errar; así evitaríamos emprender la marcha hacia un futuro más brillante con viejas piedras en zapatos nuevos.

A la mitad de mi cuarta década de vida, nunca he escuchado a nadie proponerse para el año venidero sembrar más árboles, reciclar más o ser más consciente del entorno y de cuanto podemos hacer para mejorarlo de modo general.

Lo que quiero transmitir en estas líneas es el concepto de ser incisivos en la materialización de nuestras palabras, o sea, si desea prosperidad a sus semejantes sea consciente de cómo hacer palpable ese sentimiento, ese objetivo. Considere que usted en cierta forma es directamente responsable y protagonista en alcanzar ese estado, desde su centro laboral, desde su puesto de trabajo.

A modo resumen, siempre me ha gustado ser parte de cambios para bien, y en ese sentido, deseo para este nuevo año una Cuba mejor, donde la norma esencial sea la disciplina en el trabajo en todas las instancias, el fortalecimiento del papel de las administraciones en la dirección de las entidades para evitar cualquier acto de injusticia, indolencia o corrupción, así como la consolidación entre los trabajadores y sus organizaciones sindicales para garantizar la eficiencia en la producción y los servicios.

Me gustaría que se ampliaran más los escenarios en la gestión de los servicios y la gastronomía del sector cuentapropista, así como también que las entidades estatales no se amilanaran y compitieran por la preferencia de sus establecimientos.

Añoraría que el sector turístico creciera más de lo habitual, y que para ello se trabajara arduamente en una mejor preparación de las inversiones, enrumbar las exportaciones hacia productos con mayor valor agregado y de superior calidad y competitividad en el exigente mercado internacional. Siempre sin olvidar incrementar la producción nacional de alimentos para nosotros, los de “adentro”.

Asimismo, propondría como escalón que los indicadores para medir eficiencia fueran más exhaustivos, pues así se garantizaría el incremento de las utilidades y la calidad de las producciones y de los servicios a prestar en todos los sectores.

Lógicamente, esto último conllevaría a una mejor correlación entre el crecimiento de la productividad del trabajo y un ingreso superior a devengar.

Por último y no menos importante, disfrutaría de ágiles, prontas e inteligentes respuestas a los proyectos de iniciativas municipales de desarrollo local por parte de los consejos de administración y de los organismos con incidencia, así incentivaríamos aún más la producción de alimentos y la sustitución de importaciones y diversificaríamos nuestras elaboraciones explotando las potencialidades de cada territorio.

Bien creo que, poniendo en práctica estas ideas devenidas deseos para un provechoso 2019, estaríamos “en la parte alta del cachumbambé”. Merecemos un año en el cual todo por lo que nos hemos esforzado se vuelva realidad. ¡A trabajar duro entonces!

Sobre el Autor

Ariel Torres Amador

Ariel Torres Amador

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero