OMS insiste en señalar origen animal del coronavirus SARS-Cov-2

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró hoy que el coronavirus SARS-Cov-2 tiene origen animal, y no proviene de un laboratorio, como afirman algunos rumores.

De acuerdo con Fadela Chaib, vocera de la referida entidad, el patógeno causante de la letal Covid-19, que golpea casi al mundo entero, no sufrió alteraciones genéticas.

Citada por reportes de prensa, Chaib comentó que muchos investigadores han podido analizar las características genéticas del nuevo coronavirus y no han encontrado indicaciones que apoyen la idea de su construcción en un laboratorio.

Luchamos cada día contra la pandemia y la infodemia (informaciones falsas sobre el SARS-Cov-2 desde el inicio de la crisis sanitaria a finales del año pasado), expuso la portavoz.

Varias veces, la OMS ha sostenido que el reservorio natural de dicho coronavirus estaba en los murciélagos y llegó a una especie ‘intermediaria’ desde la cual saltó al hombre.

‘Todavía no conocemos la fuente inicial, pero todo apunta a su origen animal, y que no fue ni manipulado ni construido en un laboratorio o en algún otro sitio; esta es la posición de la OMS como una organización que se basa en la ciencia’, recalcó Chaib.

El Gobierno de Estados Unidos, criticado por la respuesta a la pandemia, insinuó inicialmente que el SARS-Cov-2 salió del laboratorio del Instituto de Virología de la ciudad china de Wuhan, donde se registró el primer brote del coronavirus.

Tal información y el anuncio de una pesquisa norteamericana sobre cómo el coronavirus se propagó al resto del orbe han aparecido en numerosos medios de prensa y redes sociales.

Parte de las falsedades que aparecen en esos espacios tienen que ver con teorías espurias, subrayó Chaib, quien recomendó concentrarse en hechos y no en el miedo.