Nuevas medidas en el comercio y la gastronomía para el distanciamiento social ante la Covid-19

Las nuevas medidas que implementará el Comercio Interior en Cuba en la nueva fase de enfrentamiento a la Covid-19 se orientan a acercar los productos de alimentos y aseo a la comunidad para evitar grandes aglomeraciones de personas y el trasiego en las ciudades.

Durante una Mesa Redonda especial desde el Palacio de la Revolución, Betsy Díaz Velázquez, titular del sector, explicó que, en el caso de las cadenas de tiendas, se reorganizarán las unidades para la venta de alimentos, aseo y productos de higiene, para desconcentrar el servicio, lo cual implica el cierre de los grandes mercados en La Habana.

Añadió que en estas entidades se incorporarán todas las cajas registradoras para la venta de los productos priorizados, se confeccionarán módulos de aseo y de alimentos para dinamizar el servicio y, donde las cadenas de tiendas son limitadas, se organizarán ventas móviles para acercar productos al barrio.

De igual forma, se evaluará ampliar la modalidad de llevar a los centros de trabajo que prestan servicios vitales.

En cuanto al comercio electrónico, Díaz Velázquez señaló que se ampliará la actual red (circunscrita a solo 13 tiendas), se ajustó la nomenclatura de productos que a partir de ahora serán de forma regulada, se ampliarán las áreas de empaque, habrá bonificación por el uso de las tarjetas magnéticas, y se contrata con Correos de Cuba la entrega a domicilio, porque todavía el 94 por ciento de la gente va a la tienda, y eso genera colas.

La Ministra anunció que desde este viernes se suspende la venta de bienes en la red de comercio de productos industriales; la gastronomía limita el horario, hasta las ocho de la noche, y se potencia servicio para llevar y a domicilio.

De igual forma, las cafeterías trabajarán 12 horas y se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas, lo cual se extiende al sector privado. El servicio de belleza estará limitado, por el riesgo que representa, y eso queda a decisión de quienes lo ejerzan.

Aclaró que las unidades de alojamiento no prestarán servicios y se incorporarán a apoyar el enfrentamiento a la Covid-19 como centros de aislamiento.