Multiplican esfuerzos en la producción de alimentos en Pinar del Río

En respuesta a la estrategia del país para reforzar la producción de alimentos en este momento de crisis, la Empresa Pesquera Industrial de La Coloma (Epicol) y el polo productivo Hermanos Barcón en Pinar del Río, redoblan los esfuerzos en la encomienda de obtener en Cuba lo que su pueblo necesita para subsistir.

Midalys Naranjo Blanco, directora de Epicol, afirmó que en esta etapa triplican sus producciones de conformados para la venta en mercados Ideal y bodegas de la red de Comercio Interior.

«La meta es procesar mensualmente 40 toneladas de croquetas y 40 de medallones. Esta cantidad es consistente con la fuerza de trabajo, la capacidad de la maquinaria y la disponibilidad de materia prima para el balance proteico necesario por unidades; además, contamos con suficiente cantidad de harina de trigo», dijo.

La funcionaria resaltó la disposición de los trabajadores para sustentar un alza considerable en la producción, al tiempo que enfatizó en la toma de medidas estrictas de calidad e inocuidad, que guardan relación directa con la salud de los obreros y el respeto a los consumidores.

Empresa Pesquera Industrial de La Coloma (Epicol) / Foto: Januar Valdés Barrios
Empresa Pesquera Industrial de La Coloma (Epicol) / Foto: Januar Valdés Barrios

Epicol cuenta con el combustible para que la flota salga a operar, mientras la dirección de la Empresa se propone potenciar la pesca deportiva para incorporar a todas aquellas personas que no están contratadas con la entidad y pudieran aportar más pescado a la industria.

Por otra parte, el polo productivo Hermanos Barcón, en el empeño de obtener el máximo de la tierra, realizó una selección de 30 productores teniendo en cuenta las condiciones de riego de sus áreas y los resultados favorables en otras campañas para cumplir un plan de 776 hectáreas dispuestas a la siembra de cultivos que cubran una parte de la demanda en los mercados de la ciudad de Pinar del Río.

Sergio Travieso Sánchez, jefe del polo productivo, resaltó que también se les encomendó la producción de alimentos destinados a los centros de aislamiento, cuyo consumo se estimó como parte de los más de 250 quintales de productos semanales que se entrega a Acopio para distribuir en la cabecera provincial.

Con el objetivo de cumplimentar este encargo, los campesinos comprometidos con la tarea tendrán una asignación diferenciada de combustible; mientras, «se trabaja en la preparación de suelos y se espera que el mes de abril tenga una asignación continua de cultivos que hoy están en el campo como cebolla, pimiento, plátano y calabaza, además del tomate y la papa que constituyen las dos líneas productivas definidas en la campaña de frío para el ´Hermanos Barcón´, de los cuales se han llevado 400 toneladas a la industria y hasta el momento más de 130 de papa a los mercados».