Actualizado 17 / 12 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

Fotos: Januar Valdés Barrios

Sus figuras sorprenden a pesar del paso de los años. Ni siquiera el óxido o el abandono les han podido robar su belleza. Muchas ya acumulan siglos de vida, privilegio que les ha permitido ser testigos de la evolución del tiempo.

Las rejas forman parte de la arquitectura de nuestra provincia, presentes en las edificaciones desde los tiempos de la colonia, por lo que devienen símbolo y tradición.

La presencia de elementos arquitectónicos en hierro se generalizó en las construcciones de todo el país. El auge estuvo motivado básicamente por la necesidad que tenían las familias de hacendados y militares españoles de proteger sus fortunas. Con lo cual se convirtieron desde finales del siglo XVIII, en un elemento típico que perdura hasta hoy.

Con el paso del tiempo, su fin dejó de ser meramente práctico. Los artesanos le fueron añadiendo intenciones estéticas que las convirtieron en pequeñas obras de arte cada vez más elaboradas.

Elegantes, con diseños variados, terminaciones puntiagudas, abundancia de curvas y arabescos. Presentes en balcones, puertas, ventanas.

La herrería es el oficio de labrar el hierro, de moldearlo hasta que tome la forma deseada, una actividad que requiere gran paciencia y no es tan simple como muchas personas pueden pensar.

El arte de la maleación demanda maestría y técnica, para lograr objetos de aspecto refinado que combinen talento y originalidad.

En la antigüedad el oficio constituía uno de los principales factores en los que se sustentaban las economías locales, pues resultaba indispensable para el transporte, la guerra y la vida en general. Todo ello les ganó a los herreros un enorme respeto.

En la actualidad sigue siendo un oficio presente en muchos aspectos de la vida, en la arquitectura, el diseño de interiores y de exteriores y la decoración, pero ya con diseños y formas más modernas, ajustadas a la contemporaneidad.

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

La herrería: un arte que no envejece

Sobre el Autor

Dayelín Machín Martínez

Dayelín Machín Martínez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero