Mérito a un hombre de radio

Hace 43 años que Juan Antonio Rodríguez Mesa  escogió la radio en Pinar del Río.  De varias opciones de trabajo que le dio la vida dice con orgullo que se fue con el mejor lanzamiento. El joven que comenzó en el cuerpo de vigilancia y protección de la emisora provincial Radio Guamá hoy ostenta la condición Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

“Como custodio duré poco, pues tenía mucho interés de aprender y me dieron la oportunidad. Primero fui operador de audio, después editor  de grabaciones, grabador de máster y luego pasé cursos de locución, dirección y actuación”.

Entre anécdotas cuenta como poco a poco se convirtió  en un artista integral al punto de estudiar música durante seis años en la Escuela de Superación Personal  y así responder al llamado que le hicieran de dirigir el departamento de música de la emisora , al regreso de una misión internacionalista en Angola.

Mérito a un hombre de radio

“De ahí me vinculé a la dirección de programas y a hacer algunas cosas de locución. Pero no tengo una voz tan virtuosa como la de Juan Gualberto y entonces me dediqué a dirigir que es lo que más me gusta, porque me da la posibilidad de escribir y producir proyectos propios, además de  liderar a un equipo de trabajo hacia un objetivo”.

Muchos programas de la radio han llevado su sello, entre ellos Impactos musicales, Música es, Hola Pinar, Aquí la historia… pero sin dudas es Antología el que más lo ha marcado.

“Es mi niño, creció y es muy bien acogido por el pueblo. Tiene los mejores niveles de audiencia de la emisora. Es el  programa que más me ha marcado porque es un proyecto hecho por mí, nacido desde el corazón, con todas las características que siempre quise que tuviera un programa  de radio”.

A lo largo de su carrera muchos han sido los reconocimientos y premios recibidos, pero este le deja un sabor especial.

Mérito a un hombre de radio

“Yo soy una persona muy conversadora y la verdad que cuando me dieron la  noticia me quedé mudo, me atraganté.

“Para mí fue muy emocionante verme en esa lista de personas tan selectas como Osvaldo Doimeadios, Calviño, Albertico Luberta, Roberto Perdomo… estar junto a esa constelación de estrellas fue una gran sorpresa. Estoy muy feliz, ese premio me ha levantado en peso”.

Agradece a sus compañeros de trabajo y, por supuesto, a los oyentes, pues asegura que son la razón  de su inspiración  desde que decidió entrar al mundo del arte y al de la radio que es lo que más ama. Por eso no duda en  resumir lo que significa para él:

“La radio es mi vida, mi familia, mi casa grande. En ella está mi corazón”.