Los apicultores en Pinar del Río en aras de lograr sus compromisos anuales

En tiempos de pandemia y pese a la aguda sequía reportada en Pinar del Río en los cuatro primeros meses del año, los apicultores del territorio aúnan esfuerzos y trazan estrategias para completar las 525 toneladas (t) de miel pactadas para el actual calendario.

La cifra representa 32 t por encima de lo registrado en la etapa precedente y para materializar el empeño adoptaron algunas medidas alternativas, que van desde el abasto de agua fresca a los apiarios, hasta el traslado de las abejas a las costas, con abundante mangle, de cara a crear condiciones para la producción del alimento, uno de los tradicionales renglones exportables de Vueltabajo.

En el primer trimestre de 2020, vencieron los pronósticos fijados para la etapa, tanto en miel como en jalea real, propóleos y cera, según refirió a la prensa Bárbaro Prieto Acanda, director de la UEB pinareña.

Añadió que en aras de lograr sus compromisos anuales, poseen unas 10 mil colmenas, mientras realizan los necesarios cambios de reina, al contar para ello con el respaldo de los criaderos existentes en el territorio.

Ocupan, además, a los trabajadores de ese sector las tareas de manejo y renovación de panales, las labores de reforestación y la fabricación de los elementos de la colmena.

La salud de las abejas, con funciones específicas en cada colonia, es garantizada mediante el control biológico y una esmerada atención veterinaria, mientras los apicultores, cumplen con las medidas de protección sanitaria, ante el riesgo que representa el nuevo coronavirus.

Pobladores de la provincia más occidental cubana, afirmaron estar complacidos por la presencia y calidad del alimento en la red comercial del territorio en diferentes y atractivos formatos, producto de gran demanda ante su composición rica en nutrientes, cualidad aprovechada por el hombre desde tiempos ancestrales.

De acuerdo con páginas digitales, la miel contiene minerales como el hierro, calcio, fosfato, cloruro de sodio, potasio y magnesio, además de vitaminas, glucosa y fructosa y también es un tónico multivitamínico con propiedades antibacterianas, antioxidantes y energizantes, entre otras muchas bondades.

No por gusto, las abejas han sido consideradas “los animales más importantes del mundo”, por la Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute, pues también es el único ser vivo que no propaga ningún tipo de enfermedad por hongos, virus o bacterias, al no transportar patógenos, según sitios especializados.