Actualizado 20 / 08 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Los mercenarios vinieron a matar la esperanza

Los mercenarios vinieron a matar la esperanza

Muchos años más pudo haber vivido Pedro Antonio Quintana López, 58 quizás, los mismos que hace del ataque mercenario por Playa Girón, pues allí se quebró su vida con la metralla de las armas enemigas.

Este héroe pinareño siendo niño vivió los horrores del latifundio, pues a los campesinos solo les quedaba la miseria circunscripta de la explotación por el hombre depredador: el propietario de la tierra.

Después siendo joven, a los 23 años, sufrió un accidente automovilístico que lo mantuvo alejado del oficio de almacenero, este trance lo vinculó al Movimiento 26 de Julio (jóvenes que luchaban para derrotar a la tiranía batistiana) para cumplir con valentía muchas misiones peligrosas de mensajero entre La Habana y Pinar del Río, provincia en la que nació en 1934, cerca de Guane.

En 1960 Pedro ingresó en la Policía Nacional Revolucionaria (Organización creada después del triunfo revolucionario) y al integrar el batallón de combate en la lucha contra bandidos, la esposa ya en estado de gestación le clama por su seguridad, y él le responde: “Mientras quede uno de esos gusanos vivo yo estaré peleando... Este es un problema de verdad de ¡Patria o Muerte!”.

La consigna ya había enraizado en lo mas profundo de los cubanos cuando el Comandante Fidel castro la enunciara como un grito de guerra y victoria y de resistencia ante las agresiones el 14 de marzo de 1960 al describir el sabotaje del barco la Coubre (Organizado y dirigido por la Cia). Vencer cualquier agresión, decía: “... la libertad quiere decir Patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡Patria o Muerte!”.

El de 19 de abril de 1961 en Playa Larga, Pedro avanzó resueltamente ante los atacantes; muy cerca de él estalla una granada de mortero del enemigo, que lo hiere de gravedad. Todo esfuerzo por salvarle fue inútil. Cayó el combatiente, murió por la Patria, para honrar a los que quedaron en el camino como él, y por su Maricela que nació meses más tarde con las garantías de la emancipación.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero