Actualizado 26 / 03 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

¿De quién es la culpa?

La Culpa es de la Vaca

En la Edad Media un hombre fue injustamente acusado de asesinato. El supuesto culpable era una persona muy influyente del reino, y por eso desde el primer momento se procuró hallar un ardid para incriminarlo. El hombre fue llevado a juicio y comprendió que tendría escasas oportunidades de escapar de la horca. El juez, que también estaba confabulado, se cuidó de mantener las apariencias de un juicio justo. Por eso le dijo al acusado: Conociendo tu fama de hombre justo, voy a dejar tu suerte en manos de Dios: escribiré en dos papeles separados las palabras culpable e inocente. Tú escogerás, y será la providencia la que decida tu destino. Por supuesto, el perverso funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: Culpable.

La víctima se dio cuenta de que era una trampa. Cuando el juez lo conminó a tomar uno de los papeles, el hombre respiró profundamente y permaneció en silencio unos segundos con los ojos cerrados. Cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y, con una sonrisa, tomó uno de los papeles, se lo metió a la boca y lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon. Pero, ¿qué ha hecho? ¿Ahora cómo diablos vamos a saber el veredicto? Es muy sencillo, replicó el hombre. Es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me tragué. Con refunfuños y una bronca muy mal disimulada, tuvieron que liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo.

Tomado del libro La culpa es de la vaca.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero