Actualizado 16 / 11 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Amar a África no debe ser una meta, sino un sentimiento

Mujer africana

Se ha mantenido la teoría de que el hombre es el resultado de un proceso de evolución y que esta se inició en África, un continente al que la humanidad tiene que agradecer entonces. Sin embargo, el propio hombre ha tratado de devorar la tierra que le ha dado la vida.

Y cómo lo ha hecho, pues muchos conocen la historia, la que ahora quieren que se olvide, para desterrar la ideología de los explotados; pero cómo olvidar que el propio hombre sacrificó a la Eva genética o mitocondrial, cuando ultrajó a millones de sus hijos a la esclavitud, arrancándole lo más grande que tiene todo ser humano: la Patria, la libertad, la familia; entonces al violarle esos derechos los humillaron, explotaron y los trataron como animales. Cuyo acto que duró siglos, es considerado como crimen de lesa humanidad. Hoy, algunos países de los que se toman como referencia de pobreza y hambruna extrema en los que se mencionan a Etiopía, Malawi o Zambia entre otros como Mali, Ghana... han sufrido el saqueo de potencias que por continuar enriqueciéndose han olvidado de dónde descienden su ancestros. Muchos planes de ayuda y desarrollo prometen los países desarrollados, pero quedan en planes y palabras, pero es bueno recordarles que mientras ellos derrochan recursos, otros mueren de hambre y sed. Más de mil millones de personas solo hacen una comida al día y trabajan de sol a sol, las enfermedades curables matan a mujeres y niños. Por lo que urge exterminar la pobreza en esos países. Por otra parte, las diferencias étnicas, las guerras internas por conceptos religiosos y la ignorancia exterminan también a las poblaciones, además de la sequía y la desertificación de la tierra. O sea, muchos factores inciden, en la acumulación de sufrimientos y desesperación. En Malawi hay mucha hambruna: más de 11 millones de personas pasan hambre durante al menos una época del año, 36 por ciento de la población viven en pobreza extrema y por lo tanto la hambruna se hace crónica. En Zambia, más de cinco millones de personas, casi la mitad de la población, están desnutridas. Solo un tercio puede darse el lujo de comer tres veces al día, mientras que uno de cada 10 sobrevive con solo una ración. En Etiopía, entre seis y 13 millones personas están en riesgo de hambruna cada año. En otras naciones que sufren la triste realidad como Kenia con los barrios olvidados, Mali que lucha contra la sequía y el hambre, en Ghana: mujeres que se valen por sí como única forma de sobrevivir. Entonces urge acabar con la hambruna en África, con ayuda, y no tomarla como ejemplo negativo, sino con la perspectiva del derecho que tiene todo ser humano de comer, vestir, educarse y llevar una vida decorosa; entonces se necesita producir más alimentos desarrollando proyectos para mejorar el conocimiento de los agricultores con nuevas técnicas agrícolas, sobre todo aquellas que no son costosas y que permiten diversificar la producción. Ofertar mejores precios por la venta de sus productos y tener un mejor acceso a los mercados. Crear estructuras alternativas de empleo en la población para que haya justicia social y oportunidades con acceso a los servicios básicos. Según la ONU, no es difícil de alcanzar para el año 2030, veremos si no hay que darle más plazo a la vida de aquellos que nazcan antes de esa fecha señalada.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero